JUAN K.ARLOS y el ritual satanico-LUCYferino a SANDRA MOZAROWSKY el mayor delincuente de EXXXpaNYa

Posted: miércoles, 26 de agosto de 2015 by mafiaPPSOE in Etiquetas: , , , , , ,
0



Hemos seleccionado una de tantas peliculas con clara simbologia LUCYferina en las que participo la pobre Sandra Mozarowsky,en este caso referencia al ojo de horus-lucifer-satanas, vemos como incluso durante el franquismo la influencia de sociedades satanicas y de corte lucyferino era mas que evidente.

Sandra Mozarowsky fue una actriz española nacida en Marruecos en el 58, y que murió en Madrid en el 77 después de veinte días en coma vegetativo. Hasta aquí todo "casi" normal, una joven actriz que solía "morir" en todas sus películas y que en la vida real no tiene mucha mejor suerte. En la versión oficial, por así llamarla, se aludía a una depresión provocada por una supuesta enfermedad de tiroides, con la que estaba ganando peso y que finalmente la condujo al suicidio. Poco tiempo después, el caso dio un vuelco y el motivo de su muerte pasó a ser un accidente mientrás regaba las plantas en el balcón de su madrileña casa. El hecho de que no tuviera plantas en el balcón, que la barandilla fuera tan alta que resultase imposible caerse por encima, sumado a la desaparición de la autopsia, generan una neblina alrededor de este caso, que en su momento tuvo cierta relevancia puesto que Sandra Mozarowsky, considerada la Ornella Muti española, estaba llamada a ser una de las nuevas estrellas de nuestra filmografía.



Ahora revisemos la "otra" historia, la que no aparece en los medios, Paco Martínez Soria regentaba junto a sus socios un conocidísimo club en los bajos de la Calle Oriente, todos ellos eran acérrimos franquistas y estaban relacionados con las altas esferas, que se convirtieron en el público habitual del club. Entre sus "chicas" estaban algunas de las favoritas de la época, y entre ellas Sandra, que siempre apareció como una protegida de Martínez Soria. La "otra" historia nos habla de un romance con Juan Carlos I, y que el motivo de la subida de peso fuera un embarazo, después de esto el circulo comenzó a cerrarse sobre Sandra, que de pronto y cuando el rumor empezaba a extenderse, realizó unas declaraciones en contra del aborto a una conocida revista semanal. Pues es en ese momento, cuando al parecer la historia se complica, Lev (hermano de Sandra) declaraba : “Su amante —que era muy campechano—, la dejó por otra, también muy conocida. Sandra amenazaba con dar a conocer su romance y descubrirlo todo a la prensa, llegó a contactar incluso con una revista del corazón italiana. Se puso muy insistente. Aún no estaba de cinco meses, le faltaba una semana”.
Y Sandra murió.

 La información real de lo que pasó con Sandra Mozarowski fue descubierta por investigadores del periódico El Alcázar y censurada desde las altas instancias para impedir su aparición en los medios.

Pepe Sancho, amigo de Sandra desde la aparición de esta en "Curro Jiménez", visiblemente afectado tras la noticia afirmaba: “Me rebelo contra quienes piensan –o intentan hacer pensar y suponer- que ella intentó quitarse la vida”

En el libro del periodista Javier Bleda "Mario Conde, la reclusión del éxito", aparece este comentario (página 58) “además de que Bárbara pudo haberse auto filmado, para garantizar que no sería suicidada desde un balcón (Sandra, no te olvidamos)", o este otro comentario en la página 62 "parece que este Rey es aficionado, entre otras cosas, a dejar tirados a sus amigos, y tiradas a sus amigas, y a algunas desde muy arriba....."

La historia de Sandra desapareción del primer plano de la actualidad española, pero siempre ha permanecido como un rumor "underground".



Su filmografía es bastante amplia teniendo en cuenta su temprana muerte, desde su primera película "El otro árbol de Guernica", dirigida por Pedro Lazaga, hasta la últimas producciones en la que participó, "Abortar en Londres" (curioso, no?) y "Beatriz" de Gonzalo Suárez, podemos encontrar un buén número de películas que postulaban a Sandra Mozarowsky como una de las nuevas estrellas de nuestro cine.


PELICULAS CON SIMBOLOGIA LUCYFERINA ILLUMIANTI EN LAS QUE PARTICIPO SANDRA MOZAROWSKY

























MKULTRA?¿





UN SECRETO QUE CONOCEN PERIODISTAS, ESCRITORES, POLÍTICOS Y ACTORES: ¿QUIEN MATÓ A SANDRA MOZAROWSKI? EL EXTRAÑO SUICIDIO DE LA AMIGA DEL REY




Andrew Morton la cita en su libro “Ladies of Spain”, Pablo Blas le dedicó otro titulado “Escrito en un libro”, Sánchez Dragó se hizo eco del asunto: ¿Quien mató a Sandra Mozarowski? La joven actriz de 18 años, hija de un diplomático ruso, trabajaba en un género cinematográfico que explotó a la muerte de Franco: el destape”. Pero con una carrera fulgurante, se quedó embarazada y murió al caer desde el balcón de su casa, en la calle Barquillo (Madrid).

El Rey en 1977, con 39 años, cuando conoció a la actriz Sandra Mozarowsky
Amiga del rey Juan Carlos cuando este tenía 39 años, simultaneaba su carrera de actriz con su trabajo en un “club” de alterne cuyo socio era el también actor Paco Martínez Soria, situado en la madrileña calle Oriente. El local se convirtió en semillero de actrices dispuestas al desnudo, prohibido durante cuatro décadas. Numerosos periodistas, actores, actrices y escritores conocen el caso de Sandra Mozarowski, del que incluso su hermano duda que fuera un suicidio.
La noticia, vista en las hemerotecas de la época, no ofrece dudas: Sandra se “cayó” desde su terraza. Vista 36 años después, las sombras se acrecientan. Andrew Morton, autor del libro sobre las mujeres del rey Juan Carlos, la menciona: “En Toledo, la reina le sorprendería en compañía de Sara Montiel, aunque la actriz nunca lo ha reconocido. No era la única. Raffaella Carrá, Nadiuska, Sandra Mozarowski y Bárbara Rey, que grabó sus conversaciones con el rey. Según el historiador Amadeo Martínez Inglés, Bárbara estuvo cobrando dinero del Gobierno hasta 1996, cuando Aznar ordenó suspender los pagos. Durante los 80 al rey le gustaba desaparecer en compañía de la decoradora Marta Gayá”.

El escritor inglés Andrew Morton menciona a Sandra Mozarowsky en “Ladies of Spain”
Su caso lo reveló antes el escritor Pablo Blas, que con el pseudónimo de “Tom Farrell”, publicó en la editorial Séneca “Escrito en un libro”, donde desarrolla su caso, y que su editor define como “un libro muy peligroso”. Años después, la periodista Consuelo García del Cid contaría la historia de la actriz y algo más tarde  desvelaría el nombre del escritor español que afloró la historia de “la Ornella Muti española” . El también literato Fernando Sánchez Dragó también tuvo acceso a este libro y lo comentó en una de sus columnas. “Tuve miedo de que me mataran”, declararía finalmente el autor para justificar su anonimato y la ausencia de promoción que tuvo el libro, que ya no oculta.

La periodista Consuelo García del Cid y el escritor Pablo Blas (abajo) narraron la historia de Sandra Mozarowsky

Otro periodista, Javier Bleda, menciona el asunto en el libro “Mario Conde, la reclusión del éxito”, donde deja entrever que el caso es conocido tanto entre las élites como en las cañerías de la política, citando expresamente a Julián Sancristóbal, Narcís Serra y Mario Conde. Cuando lo entrevistaron, señaló que en su tiempo, otros periodistas del diario “El Alcazar” descubrieron el asunto pero la noticia “fue censurada desde las altas instancias para impedir su publicación”. También los periodistas Xavier Arias y Jesús Bernalrecuperaron la filmografía de la actriz fallecida. Y una web llamada Crónicas Borbónicas fue clausurada, aunque su contenido ha sido recuperado por otro bloguero que recupera aquella crónica que comienza con un alegato: “Aclarad la muerte de Sandra Mozarowsky”.

El ex banquero Mario Conde y el ex minstro del PSOE Narcís Serra (abajo)  supieron del caso de Sandra Mozarowsky y el rey

Más testimonios: un bloguero que también investigó la historia con mucho detalle menciona al actor Jorge Rivero, afincado en EE.UU, y al español Pepe Sancho: “Me rebelo contra quienes piensan –o intentan hacer pensar y suponer- que ella intentó quitarse la vida”. Y menciona a su hermano León Mozarowski, “Lev para los amigos, que se ha desmarcado, confidencialmente eso sí, del silencio del que hace gala su familia”.

Sánchez Dragó se hizo eco y Pepe Sancho denunció que su amiga no se había suicidado
¿Dejó el rey embarazada a Sandra Mozarowsky? Unas extrañas y extemporáneas declaraciones de la actriz en contra del aborto, anunciando que se iba a Londres a vivir y el contacto con una revista italiana rodean este misterioso asunto que nadie en España ha investigado a fondo pero que se comenta en voz baja en los ociosos corrillos del Congreso de los Diputados, mientras sus señorías adormecen de indolencia.


El espionaje le limpia los calzoncillos al rey

Sandra Mozarowsky, una de las amantes del rey, fue asesinada el 14 de septiembre de 1977 a los 18 años edad. La tiraron desde un cuarto piso del balcón de su casa mientras regaba las plantas, pero el problema es que el balcón no tenía plantas. Nunca revelaron el resultado de la autopsia, pero los rumores dicen que estaba embarazada.

Nacida en Tánger, Mozarowsky era de padre ruso y madre española. En la época de la transición fue una actriz famosa. Había entrado de lleno en el cine de destape típico de aquel momento, películas de serie B con poco presupuesto y la carne a flor de piel.

La información de lo que pasó con la muerte de Mozarowsky sólo la publicó entonces el periódico fascista "El Alcázar".

Mozarowsky era muy amiga de la vedette Bárbara Rey, otra de las amantes del rey, quien en 1997 protagonizó otro oscuro episodio en la trama del rey y los servicios secretos.

La historia del rey con Bárbara Rey comenzó en los primeros tiempos de la transición. Se hicieron amantes gracias a los buenos oficios de Adolfo Suárez, en una etapa en la que la vedette apoyaba a UCD pidiendo el voto en las campañas electorales.

Todo transcurrió felizmente en medio de sábanas, hasta que en 1994 la historia se acabó. Pero para guardarse las espaldas, la vedette había grabado al rey copulando. El equipo de grabación que la actriz instaló en su dormitorio lo adquirió en La Tienda del Espía de la calle Alcalá de Madrid.

Aunque la parte sexual de la historia se había acabado, Bárbara Rey seguía necesitando el dinero. Se le ocurrió recurrir al chantaje: si le cortaban el flujo del dinero públicaría los vídeos. Pidió 12.000 millones de pesetas. Pero en los vídeos lo de menos eran las tórridas escenas de cama. Además, en alguna de las conversaciones el rey le había comentado a su amante delicadas cuestiones, como los sucesos del golpe de Estado del 23-F.

Pero Bárbara Rey no pudo chantajear al rey porque en 1997 el CESID le robó los vídeos de su casa. La reina del destape señaló como principal responsable del robo a Manuel Prado de Colón y Carvajal, testaferro del monarca, a quien llegó a acusar de haber amenazado de muerte a sus hijos.

El rey tuvo que imponer una estricta censura a varias cadenas de televisión, semanarios y periódicos. El asunto sólo se publicó en la prensa extranjera. Pero con la bancarrota de la monarquía la censura ha tocado a su fin y los trapos sucios han salido finalmente a la luz. En su libro "Las alcantarillas del poder" Fernando Rueda narra las investigaciones que el CESID, actual CNI, realizó por encargo del rey a Bárbara Rey. Por su parte, Pilar Urbano publica en su libro "Yo entré en el Cesid" lo que le contó Andrés Fuentes, jefe de la División de Seguridad del CESID:

“Vamos a lugares donde B.R podría haber escondido sus escabrosos tesoros... y resulta que ella tiene muchísimos vídeos, porque ha grabado cosas de todo el mundo: de Colón de Carvajal... Una de las condiciones, por tanto, será trabajar in situ.

“Hay que ver todas las cintas, porque un vídeo puede empezar con los niños jugando en la playa y al poco, zas, el vídeo escabroso. Otro punto importante para una mujer como B.R., aunque alguien le diera mil millones de pesetas, es que no hay modo de tener la certeza, con prueba, de que no se haya quedado con otra copia... Cuando das con el videoclip de marras, a lo mejor te percatas de que la carátula tiene una pequeñísima marca: un triángulo, tres puntos... Entonces sacas el contenido. Dejas el continente y sustituyes un videoclip por otro tan inocente como... Independence’s Day. Al menos, así salen ganando los niños”.

A pesar de que ella siempre lo ha desmentido, a cambio de mantenerse callada Bárbara Rey está recibiendo una elevada cantidad mensual de dinero con cargo a los fondos reservados.

La actriz le entregó a Mario Conde los detalles para que éste puediera seguir con sus chanchullos. En su libro "Mario Conde. La reclusión del éxito" el periodista Javier Bleda dice que Julián Sancristóbal (antiguo director de la Seguridad del Estado con el gobierno del PSOE-GAL) le había confirmado que el entonces ministro de Defensa, Narcís Serra, tenía un vídeo del rey para poder tenerlo controlado:

"Si estas declaraciones carcelarias de Julián Sancristóbal fueran ciertas, lo que no dudo en ningún momento atendiendo a que, por razón de su cargo, tenía acceso a información sensible, nos encontraríamos que, además de que Bárbara pudo haberse auto filmado, para garantizar que no sería suicidada desde un balcón (Sandra, no te olvidamos), habría otros intereses directamente relacionados con el Sistema que estarían detrás de otras igualmente magnas producciones cinematográficas".






SANDRA QUE ESTÁS EN LOS CIELOS

Sandra Mozarowski murió en 1977 a la temprana edad de 18 años. Estaba catalogada como la “Ornella Muti” española. Había entrado de lleno en el cine de desnudos que se protagonizaba en la época. Era muy amiga de Nadiuska y Carmen Sevilla pero, especialmente, era amiga de Bárbara Rey.
Fue una actriz ampliamente reconocida y popular en su época, con títulos tales como El otro árbol de Guernica (1969), de Pedro Lazaga,su primera película a la temprana edad de 10 años; El mariscal del infierno (1974), de León Klimovsky; La noche de las gaviotas (1975), de Amando de Ossorio; Beatriz (1976), su obra más reconocida, de Gonzalo Suárez;   Call Girl: La vida privada de una señorita bien (1976), de Eugenio Martín o Abortar en Londres (1977), curioso título para una de sus últimas películas, de Gil Carretero.

Cuando murió estaba en camino de convertirse en una estrella, no hay más que repasar su larga filmografía en un período de tiempo tan corto, los nombres de actores con los que trabajó, los compañeros que estaban en el funeral… Ganaba medio millón de pesetas por película en aquella época, según su representante.
De padre ruso y madre española, Sandra Mozarowski nació en Tánger, donde vivió sus primeros dos años hasta que se trasladó con su familia a Madrid. Su padre era ingeniero electrónico, labor que compatibilizaba con la de diplomático.

Día de autos

El incidente tuvo lugar en la madrugada del 23 al 24 de Agosto, tras caer por la terraza de su casa, un cuarto piso en la calle Álvarez de Baena número 3. Posteriormente Sandra fue ingresada en la primera planta del Hospital Francisco Franco, en el Servicio de Reanimación. Estuvo tres semanas en el hospital; la mantenían viva artificialmente, pero la actividad cerebral era nula.
Extracto de la entrevista al Dr. Llauradó, que atendía a Sandra en el Hospital Francisco Franco, realizada por la revista Lecturas:

— ¿Qué médicos se ocupaban y se ocupan de atender a Sandra?
— Primero la atendieron abajo, los médicos de urgencia. La operación fue hecha por el Dr. Álvarez Alonso. La anestesiamos la doctora Berzosa y yo. Del control neurológico se encargó el doctor Zafra y de los encefalogramas, el Dr. López Ágreda.

— ¿Ustedes no han podido averiguar los motivos del accidente?

— Sólo sabemos lo que nos han dicho los familiares o lo que hemos leído en algún sitio. El accidente se produjo mientras regaba las plantas, al sufrir un fuerte mareo.

Murió el 14 de septiembre de 1977. Nunca revelaron el resultado de la autopsia.
Explicaciones oficiales

Los supuestos que alegaron en su día para explicar el fallecimiento de esta actriz fueron a todas luces irregulares. Primero dijeron que sufrió un mareo mientras regaba las plantas y en su balcón no las había —como pueden comprobar en el dossier fotográfico que acompaña el reportaje las macetas reposaban sobre el suelo, y por la ranura es realmente imposible que alguien se caiga—. Luego que si había bebido, pero no se detectó tal cosa en los análisis. Finalmente, que todo se debió a un desvanecimiento por su obsesión por adelgazar —vayan a la fotografía donde Sandra aparece asomada a la barandilla y díganme si es posible volcar completamente el cuerpo ante la altura de ésta—. La barandilla de la terraza es demasiado alta, imposible para que el cuerpo se saliera íntegro por encima de ella al doblarse hacia delante, a no ser que cediera la baranda o… la arrojaran.

Reacciones domésticas

Sirva hacer notar que ningún familiar o persona allegada, a la vista de las irregularidades, ha intentado reabrir el caso cuando las circunstancias lo permitieron. Lo de la familia merece una especial consideración en toda esta historia. Sus hermanos, que son los que han tomado el testigo en su familia, seguro que nos podrían ilustrar ampliamente en todos los entresijos del caso, en especial Tatiana, que vive en un palacete en Pozuelo, aunque también pasa amplias temporadas en Marbella. Pero otra cosa es que las cláusulas del contrato se lo permitan. Alexis, por su parte, es presidente de la multinacional Nextel en Brasil. El último de los hermanos se llama León, Lev para los amigos, que se ha desmarcado, confidencialmente eso sí, del silencio del que hace gala su familia.

Su madre, por su parte, vivía abochornada por el tipo de cine que hacía su hija. Días antes del suceso habían tenido una pelea tremenda. No fueron sus padres quienes la llevaron a su primer casting, cuando contaba con diez años. Fue una vecina la que la llevó junto a su hija, como se habrán dado cuenta ese casting era de la película El otro árbol de Guernica.
Papel couché

La prensa, como la familia, cumplió su papel. Se dijo de Sandra que sufría una fuerte depresión, que mantenía una dieta muy estricta y tomaba pastillas para adelgazar. Fue lo que se publicó en la prensa de la época, así la idea que se asociaba inmediatamente a su figura era la de una chica inestable capaz de someterse a una dieta irresponsable.

Algo que sonaba a intoxicación era una machacona noticia que dieron por diversas fuentes de que había muerto virgen, dato este que no es normal hacer público, que sonaba pretendidamente falso, interesado. A propósito de intoxicaciones, los “mass media” de la época no dudaron en comparar su caso con el de las mil veces recordada Norma Jean para intentar demostrar que fue un “accidente” similar.
Después comenzaron los rumores de embarazo y del responsable del mismo, para a continuación caer un manto de silencio durante muchos años, para llegar incluso a suprimir su imagen y evaporar su memoria como si nunca hubiese existido.

Estos comentarios vinieron por sus kilos de más, en especial los que hacía notar en su última entrevista, donde se la podía ver con un vestido muy amplio y suelto. La contra información oficial dijo que Sandra tenía tendencia a engordar y se publicaron varios reportajes acerca de los peligros de las dietas.
Además, cuando estaba alcanzando niveles de popularidad tan altos, ¿por qué no se la recuerda como a otros?, ¿por qué no ha quedado en la memoria colectiva de la gente? Alguien que, no olvidemos, estaba trabajando con los mejores actores y directores de este país. ¿Qué importa para el caso que hubiese sido un accidente, un suicidio u otro real motivo?

Amistades preclaras

Como corresponde a una persona de su prestigio sus amistades eran igualmente insignes. Una amiga suya fue María Casal, ex azafata delUn, dos, tres que en la actualidad es más conocida por ser la jefa de enfermeras de la serie Urgencias. Otro buen amigo fue un sobrino de Alfonso de Hohenloe, de la familia principesca que hace años se convirtió en la flor y nata de la jet set marbellí.

Alberto Olmedo, amigo de Sandra, actor cómico argentino en el que las actrices encontraban a un confesor espiritual, padre y amigo al mismo tiempo, corrió la misma suerte… También cayó al vacío, sólo que esta vez desde un piso altísimo en la Ciudad de Mar del Plata, en el mes de Marzo de 1988. Curiosidades que tiene el destino. Algunas de las confesiones que sus amigas le dedicaban las reflejaba en sus sketchs, era un hombre muy irónico. Siempre se intentó hacerlo pasar por cocainómano , al punto de haber querido inventar la presencia de una supuesta bolsita con cocaína al lado de su cuerpo.

Jorge Rivero, actor mejicano y amigo más íntimo, podría platicarnos ampliamente sobre las circunstancias que rodearon su muerte, las cosas que supo que se hicieron para silenciar el caso y las confidencias que le hacía su querida Sandra. En la actualidad vive en Estados Unidos.

Uno de sus protectores era Paco Martínez Soria, cuyo club en los bajos de la Calle Oriente era de sobra conocido en la época. Estaba regentado por él mismo junto con varios socios, acérrimos del régimen todos ellos. Sus clientes de alta cuna, como no podía ser menos. Entre sus trabajadoras una muy solicitada.
Un caso por resolver

“Su amante —que era muy campechano—, la dejó por otra, también muy conocida. Sandra amenazaba con dar a conocer su romance y descubrirlo todo a la prensa, llegó a contactar incluso con una revista del corazón italiana. Se puso muy insistente. Aún no estaba de cinco meses, le faltaba una semana”, comenta Lev, su hermano.

La información real de lo que pasó con Sandra Mozarowski fue descubierta por periodistas del desaparecido diario El Alcázar y censurada desde las altas instancias para impedir su publicación.
Javier Bleda en su libro Mario Conde, la reclusión del éxito comenta este asunto: “Claro que a mí no me extraña que Pedro Jota termine metiendo al Rey en su desquite, aunque sea de forma pseudoperiodística-patriótica, porque para eso el Rey le dejó tirado con el asunto del vídeo con Exuperancia (parece que este Rey es aficionado, entre otras cosas, a dejar tirados a sus amigos, y tiradas a sus amigas, y a algunas desde muy arriba)”. ¿Qué quiere decir aquí Bleda con que el Rey es aficionado a dejar tiradas a algunas de sus amigas “desde muy arriba”? Por si había alguna duda, el periodista sentenciaba: ”Bárbara —refiriéndose a la Rey— pudo haberse auto filmado, para garantizar que no sería suicidada desde un balcón (Sandra, no te olvidamos)”.

En la última entrevista que le hicieron en vida para la revista Semana, la actriz confiesa al periodista Luis Milla que quería descansar una temporada y para ello tenía pensado marcharse a Londres, donde también seguiría un curso de arte dramático: “Quiero centrarme un poco, orientar mi porvenir, quiero llegar a ser una actriz y no tener únicamente que exhibir un cuerpo”.

Al respecto de las dudas que se generaron sobre la muerte de la actriz, cabe destacar las palabras dichas por el conocido actor Pepe Sancho, que era íntimo amigo de la actriz desde que ésta participase en un capítulo de la serie Curro Jiménez. En una entrevista en exclusiva a la revista Diez Minutos, realizada con motivo de la muerte de Sandra, Sancho declaró indignado: “Me rebelo contra quienes piensan –o intentan hacer pensar y suponer- que ella intentó quitarse la vida”. Evidentemente, el actor estaba negando la posibilidad de que Sandra se suicidase, pero, ¿estaba de acuerdo con la teoría de que la joven actriz sufrió un accidente mientras regaba las plantas o pretendía insinuar algo más?

En cualquier caso nos quedamos con una frase que Sandra Mozarowski dijo, aparentemente sin venir a cuento, en otra revista antes de morir: “El aborto es un crimen. La vida humana es una cosa muy seria”. Tal vez fuera esa lealtad a la vida la que acabó con la suya. Por si acaso no fuera eso, tengan ustedes mucho cuidado al regar las plantas en el balcón, ya saben que es una actividad realmente muy peligrosa.




El día que el rey calló a su hermano
Un Jueves Santo 29 de marzo de 1956 Juan Carlos de Borbón mató a su hermano menor de un disparo en la frente



Transcurría la Semana Santa del 29 de marzo de 1956. En un episodio oscuro el actual rey de España, Juan Carlos de Borbón, mata de un disparo en la frente a su hermano menor el príncipe Alfonso.
Es un hecho lamentable, pero indispensable reseñarlo para demostrar el manto de misterio y reserva sobre aquellos acontecimientos que puedan perjudicar la imagen del rey Juan Carlos. Es tanto así, que usted no conseguirá fácilmente una foto, una referencia periodística o reseña del malogrado hermano, Alfonso de Borbón. Es como si nunca hubiese existido.

Como siempre, la gran prensa española y el gobierno franquista trataron de liberar de toda responsabilidad y acusación al elegido por el “Caudillo”, pero los hechos saltaron la barrera de la manipulación. La primera versión difundida señalaba que el príncipe Alfonso se había disparado a sí mismo en la frente limpiando un revólver.

A la censura se sumaron los nobles de España que regularmente visitaban la ciudad portuguesa de Estoril; así como la prensa de Portugal, sometida a la dictadura del derechista Salazar.
Ante el controversial suceso, es interesante destacar el relato del libro Don Juan Carlos. El Rey de un pueblo, de Paul Preston (Editorial Plaza & Janés, 2003).

Paul Preston no es uno de esos articulistas de farándula de la realeza en la revista Hola. Tampoco se le puede calificar de comunista, antimonárquico o de “chavista”. Paul Preston es un reconocido historiador e hispanista, nacido en Inglaterra, autor de diversas obras de Historia Contemporánea de España, es Doctor en Historia por la Universidad de Oxford, y es miembro de la Academia Británica de Historia.
“El 29 de marzo, Jueves Santo, después de una misa vespertina en la iglesia de San Antonio de Estoril, la familia habría regresado a casa. A las ocho y media de la noche, el coche del médico de la familia, el doctor Joaquín Abreu Loureiro, paró en seco a las puertas de Villa Giralda. Según parece, ambos muchachos habían estado en el cuarto de juegos, en el primer piso de la casa, entretenidos en tirar al blanco con un pequeño revólver, del calibre 22, mientras esperaban la hora de la cena. El comunicado oficial distribuido por la Embajada de España en Lisboa sobre la muerte de Alfonso decía: «Mientras su Alteza el Infante Alfonso limpiaba un revólver aquella noche con su hermano, se disparó un tiro que le alcanzó la frente y le mató en pocos minutos. El accidente se produjo a las 20:30, después de que el Infante volviera del servicio religioso del Jueves Santo, en el transcurso del cual había recibido la Santa Comunión». La decisión de silenciar los detalles fue adoptada personalmente por Franco”, describe Paul Preston.
LUEGO LA VERDAD EMERGERÍA
Pronto se revelaría que ese jueves santo, Juan Carlos había matado a su hermano Alfonso, de 14 años, de un disparo en la frente, con su revólver calibre 22 que le había regalado Francisco Franco. Para la fecha de la tragedia el futuro rey de España contaba con 18 años de edad y un año de instrucción militar en la Academia General Militar de Zaragoza. Todo fue un accidente.

La propia madre de Juan Carlos y Alfonso, “Doña María de las Mercedes -continúa Preston- dio a entender tiempo después que Don Juan Carlos, jugando, había apuntado el arma hacia Alfonsito y, sin saber que la misma estaba cargada, había accionado el gatillo. En parecidos términos, parece que el propio Don Juan Carlos confesó a un amigo portugués, Bernardo Arnoso, que él había apretado el gatillo sin saber que el arma estaba cargada…”.

En otro pasaje de su libro Don Juan Carlos. El Rey de un pueblo, Paul Preston explica cómo las relaciones familiares se deterioraron irremediablemente.
“Don Alfonso [el malogrado hermano menor] recibió sepultura en el cementerio de Cascais, al mediodía del sábado 31 de marzo de 1956. Don Juan Carlos asistió a la ceremonia vestido con el uniforme de oficial cadete de Zaragoza. Incapaz de soportar la presencia de su hijo mayor, Don Juan le ordenó que volviera a la Academia Militar. El general Martínez Campos y el comandante Emilio García Conde se habían presentado allí con un avión militar español en el que el Príncipe [Juan Carlos] fue devuelto a Zaragoza”, por orden de Franco, obviamente.

“Don Jaime de Borbón, hermano de Juan de Borbón y tío de Juan Carlos y Alfonso, exigió, en su calidad de jefe de la Casa de Borbón, que se abriera una investigación al respecto para depurar la responsabilidad del príncipe Juan Carlos, al considerar que tal suceso podía afectar a la línea sucesoria, que no llegó a ninguna conclusión. Este hecho afectó mucho emocionalmente a su madre, Doña María de las Mercedes de Borbón, que estaba presente durante el accidente y tuvo que recuperarse en una clínica alemana a causa de depresiones (…) porque se creía responsable por haber dejado a sus hijos jugar con el arma, para evitar que, aburridos en un atardecer lluvioso, siguieran peleándose”.

¿Homicidio culposo? Lo menos, irresponsabilidad de parte de Juan Carlos de Borbón, quien con sus conocimientos de armas, puesto que cursaba en la Academia Militar de Zaragoza, y con 18 años de edad “jugaba semejante juego” con su hermano menor.



 Juan Carlos de Borbón, el mayor delincuente de España
EN su filípica a las Fuerzas mal Armadas (según confesión de Pedro Morenés, ministro del ramo) y la Guardia Civil (que a pesar de su nombre es un estamento militar, porque en este reino todo lo oficial es falso), con motivo de la celebración de la pascua militar, su majestad el rey católico nuestro señor Felipe VI tuvo un recuerdo para su padre, el abdicado rey Juan Carlos I, que en su opinión reinó “siempre con el objetivo de prestar el mejor servicio a España. A él le dedico en este día el homenaje de gratitud y respeto que merece de todos nosotros”. Parece que Felipe es un buen hijo, pero o bien ignora las tropelías cometidas por su padre, o mal tiene una cara dura de cemento borbónico, por atreverse a decirnos esas palabras a quienes hemos sufrido su corrupto reinado.



   Ya en su primera filípica al ser proclamado rey, el 19 de junio de 2014, mientras sus matones nos apaleaban a los que intentábamos exhibir calladamente una bandera tricolor en la calle, tuvo la osadía de decirnos entre balbuceos: “Quiero rendir un homenaje de gratitud y respeto hacia mi padre, el rey Juan Carlos I. Un reinado excepcional pasa hoy a formar parte de nuestra historia con un legado político extraordinario.” Cierto que fue extraordinario, pero por su inmensa corrupción. Y si con esos homenajes quiere indicarnos que va a seguir su ejemplo, tenemos que hacer las maletas para exiliarnos, a no ser que le hagamos exiliarse a él, que no sería el primer Borbón en largarse a toda máquina, de tren o de barco.

   Un historial de esos envilecidos 36 años ha sido parcialmente resumido por Iñaki Errazkin en su último libro, Juan Carlos, un rey con antecedentes, que acaba de publicar Akal en Madrid, con 94 páginas. Muy pocas para todo lo que se puede contar de este escandaloso reinado, pero constituyen un memorial vomitivo de las tropelías perpetradas con total impunidad por el abdicado, como financiero, como putañero y como cazador, sus aficiones favoritas, a las que se dedicó alegando que en eso consiste reinar según su manera de entender el oficio.

Cómo nos ha borboneado

   No es una obra de investigación, sino de recopilación. El autor ha consultado libros, revistas, diarios y blogs en los que se revelan aspectos impropios de un jefe de Estado, protagonizados por el abdicado rey de España, antes de transferir sus poderes ilegítimos a su hijo pequeño. Un buen chico que le ha consentido reinar todo el tiempo que quiso, a diferencia de lo que él hizo con su padre, a quien arrolló en su carrera por alcanzar el trono, y solamente le permitió reinar después de morir. Tal vez fuera su venganza por haberle entregado al dictadorísimo cuando solamente tenía diez años, con el propósito de que lo educara a su imagen y semejanza. Así salió él de espabilado.

   El breve libro no es una biografía, aunque recuerda los datos esenciales en la vida borbónicamente regalada del designado sucesor a título de rey por el dictadorísimo, una vez que le juró lealtad a su exigua persona y fidelidad a sus leyes genocidas. El propósito de Errazkin ha consistido en reunir documentos demostrativos de los desmanes cometidos por el abdicado, que sigue reinando y goza de todos los privilegios aforados, con los que se convierte en irresponsable ante la justicia administrada en nombre del rey.

   La lectura de estas páginas provoca indignación. Es un recopilatorio abreviado de los chanchullos económicos que han convertido al abdicado en uno de los ricachones más potentes del mundo. Su padre, Juan, vivió a costa de los llamados nobles, que lo mantuvieron toda la vida para que no necesitara pegar golpe, y lo sostuvieron hasta el final, hasta pagar los gastos derivados de su internamiento en la clínica donde murió.

   Los italianos llaman il dolce far niente a esa vidorra sin tener que molestarse en hacer nada para ganarse el pan de cada día. Y encima los borbones comen mucho más que pan, viven en continuo festín a costa del pueblo. La verdad es que no se les puede censurar por ello, puesto que el pueblo lo aguanta. A quien hay que criticar es al pueblo consentidor.

   Cualquier vasallo de su majestad católica con un historial semejante al del abdicado, estaría condenado a tres mil años y un día de prisión mayor, por lo menos. Pero no se debe equiparar a los amos y a los siervos. Los amos cuentan con magistrados, fiscales, militares y policías a su servicio, todos ellos enemigos del pueblo al que muchos pertenecen. Los siervos tenemos la obligación de pagar impuestos y callar. O hacer la revolución.

Autor de 1.051 delitos comunes

   Cita el autor a Ramón Francisco Arnáu de la Nuez, antiguo agente del CESID (Centro Superior de Información de la Defensa, transformado desde 2002 en el Centro Nacional de Inteligencia, nombre adoptado para camuflar el espionaje, a semejanza de la criminal CIA gringa). En la actualidad se encuentra incomunicado en una mazmorra especial de la cárcel de Segovia, probablemente sujeto a la pared con argollas de hierro y alimentado solamente con pan y agua, como en la Edad Media. Nadie puede comprobarlo, porque está incomunicado. Pese a ello, se las ingenia para enviar mensajes a familiares y amigos, que los colocan en la red electrónica.

   Su expediente consta de 12.000 folios inculpatorios. Su delito es haber imitado a Zola, y lanzar un “¡Yo acuso!” contra el abdicado, tras haber ido investigando sus descomunales hazañas financieras, eróticas y golpistas. Lo acusa de haber cometido 1.051 delitos comunes. Y lo peor de todo es que los documenta. Un tipo meticuloso y detallista, que sería de gran utilidad en una democracia, pero aquí está considerado un peligro público al que es preciso encerrar. Como escribía el anónimo autor del Cantar de Mio Cid, otra víctima de la crueldad real en su tiempo, “¡Dios, qué buen vasallo si hubiese buen señor!” Lamentablemente, en la historia de España no hay ni ha habido nunca buenos señores. Ni los habrá en la monarquía.

   Lo que no debemos tolerar es que el Libro Guinness de los records no incluya al abdicado como el mayor delincuente con más delitos en su historial. Se comprende porque se elabora en la pérfida Albión, como decía el dictadorísimo, en donde no perdonan que unos palurdos españoles le quitaran el brazo derecho a Nelson en la batalla de Santa Cruz de Tenerife, cuando intentaba colonizar las islas Canarias.

El hombre que sabe demasiado

   Arnáu de la Nuez es canario, nacido el 20 de octubre de 1963 en Las Palmas. Acosado porque sabía demasiado, solicitó asilo político en Lisboa, pero fue entregado a los esbirros borbónicos. Según cuenta en los informes remitidos a las instancias judiciales y políticas del reino (¡qué ganas de perder el tiempo!), el abdicado lleva 25 años cobrando comisiones por los barriles de crudo que el reino fascista de España compra al reino dictatorial de Arabia Saudita, y como intermediario de negocios se embolsó 3.800 millones de euros por bendecir la privatización de Repsol--YPF; otros 1.040 millones de dólares por la OPA de LUKoil, más 2.000 millones de pesetas que le entregó el financiero filibustero opusdeyero Javier de la Rosa de su chiringuito con KIO; por cierto: su hija menor, Gabriela, fue la amante oficial durante una temporada de Juan Gómez--Acebo y de Borbón, hijo mayor de Pilar de Borbón, hermana mayor del abdicado, así que todo queda en la familia, La relación de cobros improcedentes resulta mucho más amplia y larga, por lo que es preferible finalizarla aquí y ahora.

   Según Arnáu, el abdicado se sirve de La Caixa para blanquear su fortuna y colocarla a buen recaudo fuera de su reino. El superpresidente de las entidades del grupo La Caixa es su amigote Isidre Fainé, el que tiene empleada a la infame Cristina de Borbón en una sinecura en Ginebra, para que cobre mucho sin hacer nada, según la costumbre borbónica tradicional de la dinastía, desde aquel Felipe V que llegó a España montado sobre una guerra que destruyó a las gentes y a las tierras.

   No obstante, Fainé debiera ser más cauto, puesto que los amigotes del abdicado suelen terminar en la cárcel, un lugar al que no pueden ir a residir los miembros de la llamada familia irreal, debido a su inmunidad para jueces y fiscales servilones, pero del que no se libran sus compinches cuando dejan de serle útiles. Los borbones son así, como demuestra la historia.

   En Google puede encontrarse una variada información acerca de Francisco Ramón Arnáu de la Nuez, que merece la pena leer detenidamente.

El moro amigo

   Es comprensible, pues, que el abdicado posea una de las mayores fortunas del mundo. Es una hormiguita hacendosa para acumular pasta, y eso que al ser proclamado rey como sucesor de su padrino político el dictadorísimo no tenía en dónde caerse muerto. Pero era un vivo, mejor todavía, un vivales, así que empezó su reinado pidiendo limosna a moros y cristianos, “para el fortalecimiento de la monarquía”. Es conocida la desvergonzada carta que envió al entonces sha de Persia, proponiéndole que le regalase diez millones de dólares, calderilla para el tirano que ya tenía los días contados.

   La carta está reproducida en el libro de Jesús Cacho El negocio de la libertad (Madrid, Akal--Foca, 1999), muy bien documentado, tanto que el abdicado ha prometido “dar dos hostias” al autor si se le pone delante, según le oyó decir David Rocasolano, el primo preferido de la Leti, y así lo cuenta en el libro dedicado a la actual reina,Adiós, Princesa (Madrid, Akal--Foca, 2013).  Es de suponer que haya tomado precauciones, porque es sabido que el abdicado maneja la muleta como un matador de tronío.   

   Siempre citando otras referencias, Errazkin da buena cuenta de las cuentas acrecidas gracias a “la tradicional amistad con los pueblos árabes”, muletilla muy usada por otro matador, aunque sin trono ni tronío, el dictadorísimo genocida. Al tirano de Arabia Saudita le sacó cien millones de dólares por colaborar con los gringos durante la primera guerra del Golfo. Entre golfos andaba el juego, nadie lo duda. A los jeques, emires y demás fauna tiránica les sobra el dinero, de modo que no debe de remorder la conciencia a quienes los estafan, porque ellos estafan a sus pueblos.

El Urdangarin, estrella invitada

   Diego Torres, socio del yernísimo ladronísimo del abdicado en la fraudulenta empresa “sin ánimo de lucro” con el nombre griego de  Nóos (la antigua reina consorte es griega), publicó un libro con el seudónimo de Ricardo Grenville,Urdangarin y la Copa de Europa, en el que revela actividades delictivas del abdicado, en favor de los chanchullos organizados para robar con guante blanco, por su hija favorita y su yerno favorito. En una relación de robos y saqueos no podía faltar el inevitable Urdangarin como estrella invitada, porque su brillo es cegador en el firmamento de la delincuencia internacional.

   El 27 de agosto de 2007 el ahora abdicado, entonces en el trono, abandonó su palacio en Mallorca, en donde descansaba de su descanso habitual, para viajar a Marbella, en donde posee un palacio el príncipe saudí Salman, gobernador de Riad. Acudió con su barragana de entonces, la supuesta princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein, involucrada en los pinchazos morunos para ganarse la vida decentemente (además usa otros métodos).

   El viaje del rey católico para visitar al príncipe moro no tenía un carácter amistoso, sino económico: pretendía sacarle 110 millones de euros para patrocinar la celebración de la Copa América, uno de esos proyectos fantasiosos ideados por el Urdangarin y la Cristina con la complicidad del Torres. Este dato debiera tenerlo muy en cuenta el juez José Castro, que ha imputado al trío y cómplices, pero no al abdicado. Lo mismo que debiera considerar importante la reunión que el tristemente célebre Urdangarin mantuvo en el mismísimo palacio de La Zarzuela, residencia oficial del abdicado cuando no está de pendoneo por ahí, con los jerifaltes valencianos del partido que se dice Popular Francisco Camps y Rita Barberá con el único objeto de tratar sobre la organización de la misma Copa.

   Los reyes o emires o como se llame a los tiranos de las monarquías árabes han resultado en verdad los moros amigos del abdicado. Desde 2003 ha efectuado once viajes a la zona, el último en abril y mayo de 2014. Según las crónicas periodísticas, realizó esos viajes acompañando a empresarios españoles que desean negociar en esos países enriquecidos por los ingresos del petróleo, sin importarles que no respeten los derechos humanos. ¿Qué pinta un rey entre empresarios? Nada, a no ser que actúe a comisión.

Negocios muy cristianos

   Es sabido que el dinero no tiene nacionalidad ni religión, así que el rey católico también negocia a su manera con prepotentes cristianos. Por ejemplo, con el antes poderoso caballero don José María Ruiz Mateos, numerario de la secta satánica del Opus Dei, quien confesó (y después comulgó devotamente) haber entregado al abdicado “cientos de millones de pesetas”. Durante la presidencia del presunto socialisto Felipe González, uno de los grandes amigotes del abdicado, cayó en desgracia Ruiz Mateos, se le expropiaron sus empresas y fue encerrado en una mazmorra borbónica. Como asegura un refrán, así paga el diablo a quien bien le sirve. “Tóo pal pueblo”, declaró el hermano de Juan Guerra, que era vicepresidente de ese Gobierno, pero la verdad es que al pueblo solamente nos tocó pagar, pagar y pagar, mientras los beneficios se los repartían los de siempre.

   De otro opulento opusdeísta financiero, Javier de la Rosa, ya se ha comentado que pasó de íntimo del abdicado a preso común. Compartió módulo carcelario con otro financiero amigote del abdicado y de su padre, Mario Conde, famoso porque le brilla más el pelo que los zapatos. Se dice que guarda una bomba de relojería, con documentación comprometedora para el abdicado, pero no se atreve a publicarla de momento por miedo a las represalias. Se conoce que espera la pronta proclamación de la República.

   Dos primos que de tales no tienen nada, los albertos Alcocer y Cortina, han sido juzgados por varios delitos económicos, aunque no han ido a la cárcel porque una poderosa mano los protege. El abdicado favorece a quien quiere y abandona a quien le parece. Así, al milmillonario Juan Miguel Villar Mir, con una fortuna calculada en seis mil millones de euros, le concedió en 2011 el marquesado de Villar Mir “por su destacada y dilatada trayectoria al servicio de la Corona”, con pingües beneficios mutuos, “para sí y sus sucesores”. Su sucesora hija Silvia está casada con Javier López Madrid, uno de los ruidosos amigotes del actual rey Felipe VI. En cambio, Manuel de Prado y Colón de Carvajal, intendente real y celestino, fue dejado caer en una mazmorra cuando ya no era útil en sus oficios.

La mordida que no cesa

   El expresidente de la compañía petrolera francesa Elf, acusado de fraude, manifestó ante el juez haber entregado 55 millones de euros al abdicado cuando todavía no lo estaba, como soborno para que hiciera valer su valiosa (y tanto) opinión a favor de la compañía. Se ignora si actuó por patriotismo el abdicado, aunque no parece aceptable suponerlo, cuando telefoneó al presidente mexicano Vicente Fox para interceder por la empresa hotelera española Riu, que no quería demoler los tres pisos de más construidos ilegalmente en uno de sus edificios en la turística Cancún. El tal Fox es otro pájaro de cuenta; el Congreso de su país investigó el origen de los mil millones de pesos conseguidos ilícitamente, en parte con el narcotráfico. No hace falta decir que se entendieron muy bien los dos jefes, y que los tres pisos se quedaron donde estaban.

   La misma incógnita se presenta al saber que el abdicado presionó al entonces jefe del Gobierno español, el inepto socialisto Rodríguez Zapatero, para que el Gobierno aprobase la entrada de la petrolera rusa LUKoil en el accionariado de Repsol: seis veces al día llegó a telefonearle. Claro que en el negocio intervenía como comisionista la famosa Corinna, con la que no sabemos qué relación prima, si la financiera o la sexual.

   Dedica Errazkin tres páginas a comentar los extraños manejos sucedidos con la herencia del duque de Hernani, título que el abdicado traspasó a su hermana menor Margarita, al mismo tiempo que, al parecer, se traspasaba a sí mismo la colección de 681 cuadros, de incalculable valor por ser piezas únicas de grandes pintores, reunida por el finado. Interpuesta demanda contra él por el sobrino y heredero presunto del duque, fue multado el demandante por ofensas al rey. El entonces secretario general de la Casa de Su Majestad, el general Sabino Fernández Campo, ordenó y mandó militarmente a los directores de los medios de comunicación que ignorasen el tema. El único periodista que osó incumplir la prohibición, Antonio Hernando, falleció muy accidentalmente cuando practicaba la pesca submarina, un deporte de mucho riesgo en el que era un verdadero profesional. Pero se arriesgó demasiado. Los borbones traen mala suerte.

   En resumen: según calcula la revista Forbes, la fortuna personal del abdicado asciende a 1.800 millones de euros. Y todos se los ha ganado él solito con su esfuerzo y su obsesión ahorradora, porque no se gasta el dinero más que en hacer regalos a sus barraganas.

Juego de camas

   Y así entramos en otro capítulo demoledor para el juicio que el abdicado merecerá a los historiadores de su reinado. Probablemente será conocido en los tratados de historia con el sobrenombre de El Putañero. Este asunto no debiera importar más que a su resignada cónyuge, Sofía Pasaportodo, si no fuera porque nos ha costado muchos millones de pesetas y euros a los vasallos, unos dilapidados en regalos a las concubinas, y otros gastados en sobornos para que las mismas depusieran sus amenazas de chantaje.

   Según relata Andrew Morton en su bien documentado ensayo Ladies of Spain (Madrid, La Esfera de los Libros, 2013), inexplicablemente traducido al castellano dejando su título original en inglés, el abdicado disfrutó a lo largo de su crapuloso reinado de un harén de mil quinientas rameras sucesivas, cifra que ni los tiranos árabes pueden igualar. Como se entere un tal cardenal electo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal, va a excomulgar al poliadúltero, aunque es posible que no se entere, y de esa manera se evitará los problemas derivados de topar con la realeza.

   Tampoco su tatarabuela la reina Isabel II gozó de tal número de amantes, a pesar de estar considerada la mayor golfa de la historia de España. Lo fue  tanto que los militares de su tiempo organizaron la Gloriosa Revolución en setiembre de 1868 y la expulsaron a Francia. Aquellos militares defendían la honra de España, porque pertenecían al pueblo.

   Hemos tenido que comprar las cursis y ridículas cartas que el abdicado escribió a Olghina di Robilant, una condesa italiana tan aprovechada que después de venderlas las publicó en Italia y en España. Los lacayos del entonces rey ignoraban que existen fotocopiadoras. Asegura que comparte a su hija Paola con el abdicado, pero la muchacha no ha reclamado una pensión hasta ahora. Quizá le avergüence tener ese padre y prefiera olvidarlo.
   En cambio, los que sí reclaman una prueba de paternidad al abdicado son Albert Solà e Ingrid Sartiau. Se han hecho un análisis de ADN con el resultado de tener un progenitor común, que no pueden ser las respectivas madres que los parieron en países distintos. El abdicado se niega a rebajarse hasta el punto de consentirlo. Según el citado exagente del CESID Arnáu de la Nuez, se le conocen al menos cinco hijos bastardos. Con mil y quinientas odaliscas a su servicio no son muchos bastardos. Seguramente aparecerán más. Preparemos la cartera, el que todavía la tenga.

De esos polvos salen estos fondos

   La barragana que nos ha costado más cara, por ser la más cuca, se llama Margarita García, pero atiende por al alias artístico de Bárbara Rey, muy adecuado. Se la celestineó el entonces presidente Adolfo Suárez, que deseaba contar con una espía adicta en la cama real, y él perdió la cabeza (en sentido figurado, no en la guillotina hasta ahora). Pero ella decidió montar su propio negocio, así que grabó en vídeo los saltos del tigre que hacía su amante, y las conversaciones políticas que le sonsacaba. Los borbones se consideran tan intocables que no toman ninguna precaución para sus aventuras sexuales extramatrimoniales, al parecer ni siquiera utilizan preservativo, y por ello después pasa lo que pasa, para beneficio de barraganas y bastardos. Ellos son irresponsables, y además pagamos los vasallos.

   Los vídeos, según se cuenta en los mentideros, parecen una versión íntegra no censurada de La Bella y la Bestia. Para que no los exhibiera en un cine porno, a la apodada Bárbara, que lo es, hubo que pagarle una pensión mensual, a cargo de los fondos reservados del Ministerio de la Presidencia, que según se comenta en los citados suma dieciocho millones de pesetas, y por fin comprarle el material gráfico, más bien pornográfico, se dice que por cuatro millones de dólares, aunque autores hay que multiplican esas cifras. Una cuidada documentación se encuentra en el ensayoUn rey golpe a golpe (Navarra, Miatren–-Kalegorria, 2001) firmado por Patricia Sverlo, seudónimo empleado por Rebeca Quintáns para evitarse las complicaciones judiciales inherentes a quienes escriben sobre la familia irreal. Los vasallos pagamos las diversiones de los reyes. Para eso estamos.

   Sin embargo, no todas las barraganas han tenido tanta suerte. Por ejemplo, la actriz porno Sandra Mozarowsky, hija de padre ruso, que tras su aventura con el entonces rey murió defenestrada el 14 de setiembre de 1977, a los 18 años; se dice en esos mentideros siempre bien informados que se hallaba embarazada, aunque no se explica de quién.

   También era ruso el padre de otra actriz porno, conocida como Nadiuska porque su nombre es impronunciable en castellano; la casaron con un chatarrero, matrimonio de conveniencia después anulado, y ahora a sus 62 años está internada en un sanatorio porque padece esquizofrenia, según dice el diagnóstico médico. No es para menos.

   Y dejemos aquí el relato, porque para recordar a las mil y quinientas se  necesita un volumen como los del Espasa. Está claro que el abdicado padece el síndrome de la incontinencia sexual, característico de la dinastía borbónica, en hombres y mujeres. La única mujer que no soporta es la legítima esposa, quizá porque sea alérgico a todo lo legal. Según cotilleo del general Sabino Fernández Campo, testigo presencial, llegó a tirarle un plato a la cara durante una discusión mantenida en la mesa. Y tiene buena puntería el abdicado, o al menos la tenía en sus buenos años, puesto que en sus últimos discursos reales quedó demostrado que ya no ve tres en un elefante.

Caza mayor, caída superior

   Debido a ello se cayó por las escaleras al salir de una habitación a las cuatro de la madrugada del 13 de abril de 2012 en Botsuana, adonde acudió para cazar elefantes, acompañado por su última barragana, la apuesta supuesta princesa Corinna. Entre que no ve y que la noche africana es negra, y que a saber lo que estuvo haciendo, se pegó un traspiés mayestático y se fracturó la cadera derecha en tres tristes trozos. Después declaróurbi et orbi que se había equivocado, y prometió que no repetiría tales aventuras. Las cinegéticas, quería decir, no las eróticas, porque a la Corinna le puso un chalé con criados, conductores y guardaespaldas, a costa de los fondos reservados, como es natural. De cacería era preferible que no saliera, en beneficio de los guías y ojeadores, más aún que de los elefantes.

   La afición por matar animales tiene antiguas raíces en el ahora abdicado, que al dejarse llevar por ella demuestra su desprecio total por la conservación de la naturaleza y de la fauna. Según confidencia de su amigo Juan José Macaya, cuando el abdicado era niño se entretenía matando gallinas, así como otros juegan a las canicas. Y de mayor mantuvo la afición, con animales de mayor envergadura. Por eso el 28 de febrero de 2004 mató un gran ejemplar de bisonte europeo, especie en extinción, en una reserva natural en Polonia. Entre el 8 y el 10 de octubre del mismo año mató diez osos y un lobo e hirió a otros varios en Covasna (Rumanía); se trataba de la especie de ursus arctos, protegida por la Convención de Berna de 2001. Protegida, pero no de reyes valientes que no le temen a nada. A nada legal.

   El oso más famoso de cuantos ha matado tenía nombre propio, Mitrofán. Se lo prepararon en agosto de 2006 en Vologda (Rusia), emborrachándolo con miel y vodka, para que su real persona no estuviera en peligro nunca, que él es valiente, pero precavido. Lo denunció un guarda forestal en carta publicada en un periódico ruso. A un periódico vasco, Deia, publicar la noticia le costó una denuncia por “injurias al rey”.

   Para exhibir adecuadamente sus trofeos venatorios, el entonces rey se hizo construir un pabellón de caza en terrenos de El Pardo, entre 2007 y 2009. Costó 3,4 millones de euros, pagados por el Patrimonio Nazional, que es patrimonio borbónico. A lo único que tenemos acceso los vasallos es a pagar los costes de las diversiones reales. Nos lo merecemos. Y menos mal que no tuvo la ocurrencia de cazarnos a nosotros.

El mayor delincuente

   Errazkin aborda otros temas en Juan Carlos, un rey con antecedentes, como la muerte por disparo de Alfonso de Borbón cuando jugaba con su hermano Juan Carlos y con una pistola, propiedad del superviviente, asunto polémico porque el padre de ambos prohibió que se hiciera la autopsia al cadáver, como es reglamentario en los casos de muertes no naturales. El asunto ha dado pie a muchas cábalas y cavilaciones.

   Asimismo cita lo que cuenta Arnáu de la Nuez, respecto a la participación del abdicado en reuniones conspiratorias con varios jefes militares y seis civiles, en un piso de la madrileña calle del General Cabrera, en las semanas previas al histórico 23 de febrero de 1981. Se ignora, aunque se sospeche, quién era el “elefante blanco” aquel día. Le gustan tanto los elefantes al abdicado que algunos piensan en él, sin ninguna prueba, claro es. También sobre esta cuestión existe abundante bibliografía a disposición de los incrédulos en los informes oficiales.

   Y por todo lo dicho y lo demás que se encuentra en el ensayo, puede calificarse a Juan Carlos de Borbón como el mayor delincuente de España, y tal vez de Europa; de otros continentes no se debe apostar. Y éste es el modelo que se propone seguir su hijo y sucesor Felipe VI, quien además ha aportado a la dinastía a una mujer con pasado borrascoso por vicioso, que tiene ahora mismo a su padre, su tía y su abuelita encausados en un Juzgado asturiano, una broma pesada para los otrora príncipes de Asturias. Esta familia irreal no se priva de nada, porque el pueblo lo soporta todo.

   Comprueben lo documentado que está el ensayo, leyéndolo antes de que lo secuestren. Y repitan como los revolucionarios de 1868: ¡Viva España con honra! ¡Abajo los borbones!

Autor: Arturo del Villar, a propósito del ensayo de Iñaki Errazkin Juan Carlos, un rey con antecedentes






El espionaje le limpia los calzoncillos al rey

Sandra Mozarowsky, una de las amantes del rey, fue asesinada el 14 de septiembre de 1977 a los 18 años edad. La tiraron desde un cuarto piso del balcón de su casa mientras regaba las plantas, pero el problema es que el balcón no tenía plantas. Nunca revelaron el resultado de la autopsia, pero los rumores dicen que estaba embarazada.

Nacida en Tánger, Mozarowsky era de padre ruso y madre española. En la época de la transición fue una actriz famosa. Había entrado de lleno en el cine de destape típico de aquel momento, películas de serie B con poco presupuesto y la carne a flor de piel.

La información de lo que pasó con la muerte de Mozarowsky sólo la publicó entonces el periódico fascista "El Alcázar".

Mozarowsky era muy amiga de la vedette Bárbara Rey, otra de las amantes del rey, quien en 1997 protagonizó otro oscuro episodio en la trama del rey y los servicios secretos.

La historia del rey con Bárbara Rey comenzó en los primeros tiempos de la transición. Se hicieron amantes gracias a los buenos oficios de Adolfo Suárez, en una etapa en la que la vedette apoyaba a UCD pidiendo el voto en las campañas electorales.

Todo transcurrió felizmente en medio de sábanas, hasta que en 1994 la historia se acabó. Pero para guardarse las espaldas, la vedette había grabado al rey copulando. El equipo de grabación que la actriz instaló en su dormitorio lo adquirió en La Tienda del Espía de la calle Alcalá de Madrid.

Aunque la parte sexual de la historia se había acabado, Bárbara Rey seguía necesitando el dinero. Se le ocurrió recurrir al chantaje: si le cortaban el flujo del dinero públicaría los vídeos. Pidió 12.000 millones de pesetas. Pero en los vídeos lo de menos eran las tórridas escenas de cama. Además, en alguna de las conversaciones el rey le había comentado a su amante delicadas cuestiones, como los sucesos del golpe de Estado del 23-F.

Pero Bárbara Rey no pudo chantajear al rey porque en 1997 el CESID le robó los vídeos de su casa. La reina del destape señaló como principal responsable del robo a Manuel Prado de Colón y Carvajal, testaferro del monarca, a quien llegó a acusar de haber amenazado de muerte a sus hijos.

El rey tuvo que imponer una estricta censura a varias cadenas de televisión, semanarios y periódicos. El asunto sólo se publicó en la prensa extranjera. Pero con la bancarrota de la monarquía la censura ha tocado a su fin y los trapos sucios han salido finalmente a la luz. En su libro "Las alcantarillas del poder" Fernando Rueda narra las investigaciones que el CESID, actual CNI, realizó por encargo del rey a Bárbara Rey. Por su parte, Pilar Urbano publica en su libro "Yo entré en el Cesid" lo que le contó Andrés Fuentes, jefe de la División de Seguridad del CESID:

“Vamos a lugares donde B.R podría haber escondido sus escabrosos tesoros... y resulta que ella tiene muchísimos vídeos, porque ha grabado cosas de todo el mundo: de Colón de Carvajal... Una de las condiciones, por tanto, será trabajar in situ.

“Hay que ver todas las cintas, porque un vídeo puede empezar con los niños jugando en la playa y al poco, zas, el vídeo escabroso. Otro punto importante para una mujer como B.R., aunque alguien le diera mil millones de pesetas, es que no hay modo de tener la certeza, con prueba, de que no se haya quedado con otra copia... Cuando das con el videoclip de marras, a lo mejor te percatas de que la carátula tiene una pequeñísima marca: un triángulo, tres puntos... Entonces sacas el contenido. Dejas el continente y sustituyes un videoclip por otro tan inocente como... Independence’s Day. Al menos, así salen ganando los niños”.

A pesar de que ella siempre lo ha desmentido, a cambio de mantenerse callada Bárbara Rey está recibiendo una elevada cantidad mensual de dinero con cargo a los fondos reservados.

La actriz le entregó a Mario Conde los detalles para que éste puediera seguir con sus chanchullos. En su libro "Mario Conde. La reclusión del éxito" el periodista Javier Bleda dice que Julián Sancristóbal (antiguo director de la Seguridad del Estado con el gobierno del PSOE-GAL) le había confirmado que el entonces ministro de Defensa, Narcís Serra, tenía un vídeo del rey para poder tenerlo controlado:

"Si estas declaraciones carcelarias de Julián Sancristóbal fueran ciertas, lo que no dudo en ningún momento atendiendo a que, por razón de su cargo, tenía acceso a información sensible, nos encontraríamos que, además de que Bárbara pudo haberse auto filmado, para garantizar que no sería suicidada desde un balcón (Sandra, no te olvidamos), habría otros intereses directamente relacionados con el Sistema que estarían detrás de otras igualmente magnas producciones cinematográficas".



UN SECRETO QUE CONOCEN PERIODISTAS, ESCRITORES, POLÍTICOS Y ACTORES: ¿QUIEN MATÓ A SANDRA MOZAROWSKI? EL EXTRAÑO SUICIDIO DE LA AMIGA DEL REY


Andrew Morton la cita en su libro “Ladies of Spain”, Pablo Blas le dedicó otro titulado “Escrito en un libro”, Sánchez Dragó se hizo eco del asunto: ¿Quien mató a Sandra Mozarowski? La joven actriz de 18 años, hija de un diplomático ruso, trabajaba en un género cinematográfico que explotó a la muerte de Franco: el destape”. Pero con una carrera fulgurante, se quedó embarazada y murió al caer desde el balcón de su casa, en la calle Barquillo (Madrid).

El Rey en 1977, con 39 años, cuando conoció a la actriz Sandra Mozarowsky
Amiga del rey Juan Carlos cuando este tenía 39 años, simultaneaba su carrera de actriz con su trabajo en un “club” de alterne cuyo socio era el también actor Paco Martínez Soria, situado en la madrileña calle Oriente. El local se convirtió en semillero de actrices dispuestas al desnudo, prohibido durante cuatro décadas. Numerosos periodistas, actores, actrices y escritores conocen el caso de Sandra Mozarowski, del que incluso su hermano duda que fuera un suicidio.
La noticia, vista en las hemerotecas de la época, no ofrece dudas: Sandra se “cayó” desde su terraza. Vista 36 años después, las sombras se acrecientan. Andrew Morton, autor del libro sobre las mujeres del rey Juan Carlos, la menciona: “En Toledo, la reina le sorprendería en compañía de Sara Montiel, aunque la actriz nunca lo ha reconocido. No era la única. Raffaella Carrá, Nadiuska, Sandra Mozarowski y Bárbara Rey, que grabó sus conversaciones con el rey. Según el historiador Amadeo Martínez Inglés, Bárbara estuvo cobrando dinero del Gobierno hasta 1996, cuando Aznar ordenó suspender los pagos. Durante los 80 al rey le gustaba desaparecer en compañía de la decoradora Marta Gayá”.
El escritor inglés Andrew Morton menciona a Sandra en

El escritor inglés Andrew Morton menciona a Sandra Mozarowsky en “Ladies of Spain”
Su caso lo reveló antes el escritor Pablo Blas, que con el pseudónimo de “Tom Farrell”, publicó en la editorial Séneca “Escrito en un libro”, donde desarrolla su caso, y que su editor define como “un libro muy peligroso”. Años después, la periodista Consuelo García del Cid contaría la historia de la actriz y algo más tarde  desvelaría el nombre del escritor español que afloró la historia de “la Ornella Muti española” . El también literato Fernando Sánchez Dragó también tuvo acceso a este libro y lo comentó en una de sus columnas. “Tuve miedo de que me mataran”, declararía finalmente el autor para justificar su anonimato y la ausencia de promoción que tuvo el libro, que ya no oculta.
La periodista Consuelo García del Cid y el escritor Pablo Blas narraron la historia de Sandra Mozarowsky

La periodista Consuelo García del Cid y el escritor Pablo Blas (abajo) narraron la historia de Sandra Mozarowsky
pablo_blas
Otro periodista, Javier Bleda, menciona el asunto en el libro “Mario Conde, la reclusión del éxito”, donde deja entrever que el caso es conocido tanto entre las élites como en las cañerías de la política, citando expresamente a Julián Sancristóbal, Narcís Serra y Mario Conde. Cuando lo entrevistaron, señaló que en su tiempo, otros periodistas del diario “El Alcazar” descubrieron el asunto pero la noticia “fue censurada desde las altas instancias para impedir su publicación”. También los periodistas Xavier Arias y Jesús Bernalrecuperaron la filmografía de la actriz fallecida. Y una web llamada Crónicas Borbónicas fue clausurada, aunque su contenido ha sido recuperado por otro bloguero que recupera aquella crónica que comienza con un alegato: “Aclarad la muerte de Sandra Mozarowsky”.
El ex banquero Mario Conde y el ex minstro del PSOE Narcís Serra supieron del caso de Sandra Mozarowsky y el rey

El ex banquero Mario Conde y el ex minstro del PSOE Narcís Serra (abajo)  supieron del caso de Sandra Mozarowsky y el rey
Unknown-5
Más testimonios: un bloguero que también investigó la historia con mucho detalle menciona al actor Jorge Rivero, afincado en EE.UU, y al español Pepe Sancho: “Me rebelo contra quienes piensan –o intentan hacer pensar y suponer- que ella intentó quitarse la vida”. Y menciona a su hermano León Mozarowski, “Lev para los amigos, que se ha desmarcado, confidencialmente eso sí, del silencio del que hace gala su familia”.
Sánchez Dragó se hizo eco y Pepe Sancho denunció que su amiga no se había suicidado

Sánchez Dragó se hizo eco y Pepe Sancho denunció que su amiga no se había suicidado
Unknown-4
¿Dejó el rey embarazada a Sandra Mozarowsky? Unas extrañas y extemporáneas declaraciones de la actriz en contra del aborto, anunciando que se iba a Londres a vivir y el contacto con una revista italiana rodean este misterioso asunto que nadie en España ha investigado a fondo pero que se comenta en voz baja en los ociosos corrillos del Congreso de los Diputados, mientras sus señorías adormecen de indolencia.






LA PRINCESA CORINNA ZU SAYN-WITTGENSTEIN NEGOCIO CON EL GOBIERNO DE ARABIA SAUDÍ LA VENTA DE 200 CARROS LEOPARD FABRICADOS EN ESPAÑA
[​IMG]


SE TRATA DE UNIDADES PREPARADAS PARAS LA GUERRA ENCIUDADES, CON LOS QUE LA FAMILIA SAUD TRATA DE EVITAR MANIFESTACIONES COMO LAS DE LA PLAZA TAHIR DE EGIPTO

Antes de que la asesinaran una fría mañana del 12 de octubre de 1964[1], Mary Pinchot Meyer, pintora y antigua esposa del oficial de la Agencia Central de Inteligencia, Cord Meye, al que le faltaba un ojo que perdió en su etapa de Marine, le dijo a una antigua amiga[2] que si algún día le ocurría algo acudiera a su casa de Georgetown, cogiera un su diario personal que tenía escondido detrás un cuadro y lo quemara.
Hermana de Antoinette (Toni), la segunda mujer de Benjamin C. Bradlee, director ejecutivo del influyente rotativo The Washington Post, Mary Pichot había tenido meses antes una tórrida relación sexual con el presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy y no quería que su vida privada llegara a conocimiento publico. Ni que fuera conocido por su “amiga” Jackie“por el daño que le pudiera ocasionar ciertos párrafos”.
Tampoco pretendía dañar la carrera de su cuñado, Ben Bradley, amigo personal de los Kennedy (tanto de Jack como deJackie), ya que ambos eran originarios de Boston (Massachusetts), habían asistido a los mismos colegios, habían superado enfermedades casi incurables en la adolescencia[3] y se habían reencontrado años más tarde cuando todavía Kennedy no era presidente en el barrio residencial de Georgetown, en las afueras de Washington. E incluso los dos tenían bebés de la misma edad que paseaban juntos por lo que habían reanudado la amistad de la infancia, amistad que se mantiene cuando el mayor de los Kennedy llega a la Casa Blanca.
Además, tras el asesinato de Kennedy en Dallas Mary pensó y así se lo comunicó a sus amigos que su vida corría también peligro por las confidencias que habían compartido sobre muchos asuntos. E incluso por su afición a las drogas, que consumían con un círculo cerrado de amigos. “No han podido con él y lo han asesinado. Intentaron pararlo pero como él corría más que ellos lo han matado. Ahora irán a por mi ya que saben incluso que Jack estaba dispuesto a divorciarse de Jacqueline y a casarse conmigo”.
Muy bien relacionada con la alta sociedad de la capital administrativa de los Estados Unidos (Katherine Graham, Joseph Alsop, Phill Graham, Clark Clifford, el reportero de The Washington Post James Truitt y su mujer la notable artista Anne Truitt, Jaqueline Kennedy, y varios de los jefes de la CIA, entre ellos Richard M. Bissell, James Jesus Angleton, jefe del servicio de contrainteligencia y segundo de la agencia, Mary y Frank Wisner y otros), el día de su sepelio el jefe de la sección de contrainteligencia y número dos de la CIA, Angelton, había cogido del brazo a Ben Bradley y a su mujer Toni y les había dicho.
-- Sabemos que Mary llevaba un diario de sus relaciones íntimas con el presidente. Ahora que han muerto los dos debe ser destruido.
El director del diario The Washington Post, había tenido que viajar meses antes casi de incógnito a Roma para trasladar en secreto a Estados Unidos el cadáver de Philip L. Graham, el marido de Catherine[4], que se había pegado un tiro con un revolver del 38, cuando le abandonó su amante, un funcionario de la embajada norteamericana en la capital de Rómulo y Remo[5], y simular que había muerto en su rancho de Estados Unidos. Sabía lo duro que eran esos trances y lo difícil que iba a resultarle a Toni conocer las intimidades de su hermana con Kennedy. Así que le dio su palabra a Angleton de que al día siguiente se reunirían su mujer Antoinette y él mismo con el espía para destruir todas las pruebas que pudieran hallarse y mantener intacto el recuerdo de John F. Kennedy y su cuñada en la sociedad americana[6].
LOS TANQUES, DE PATENTE ALEMANA, SE FABRICARÍAN EN ESPAÑA POR SANTA BARBARA SISTEMAS, UNA EMPRESA ESTADOUNIDENSE A PUNTO DE QUIEBRA
Esa tarde, sin embargo, decidió acudir con su mujer al estudio de su pariente fallecida para retirar otros objetos personales. Y cual no sería su sorpresa cuando al entrar en el piso se encontró a James Jesus Angleton que salía del edificio con el diario de Mary Pinchot en las manos.
-- Pensé que alguien podía robarlo y decidí adelantarme – le dijo[7].
Desde entonces que se sepa, una de las principales misiones de los servicios secretos del mundo, tanto occidentales como orientales, ha sido preservar la bragueta y los secretos de alcoba de los presidentes de todos los países.
Y hacerlo pisoteando y saltando por encima de los derechos y de la intimidad de los amantes de los presidentes y sus familiares, recurriendo al asesinato cuando era preciso (las dudosas muertes de Mary Pinchot y de Marilyn Monroe son un ejemplo). Para muchos de ellos no existían barreras éticas.
Así ha ocurrido en el Reino Unido donde la inteligencia británica protegió durante años los encuentros entre el ministro de la Guerra John Profumo con la showgirl Christine Keller hasta que se supo que ésta era amante a su vez del conocido espía soviético, de nombre Yevgeny Ivanov al que podía estar pasando secretos militares que recogía en la alcoba de Profumo.
El caso conocido como el “escándalo Profumo”, destapado por los mismos espías que lo ocultaron durante años supuso la caída del gobierno de Harold Macmillan en 1963, pero siguió siendo el pan nuestro de cada día en el resto de los países occidentales. En Francia, por ejemplo, el servicio secreto presidencial preservó con saña la intimidad de François Mitterrand, casado oficialmente con Danielle Gouze y amante al mismo tiempo de Anne Pingeot. Lo más curioso de este affaire es que su mujer oficial y su amante, con la que tuvo una hija Nazarine, vivieron durante 14 años en El Eliseo, entrando y saliendo la amante por una puerta oculta[8].
MITTERRAND, TRES AMANTES POR DÍA.- Mitterrand era un amante insaciable, un Pigmalión apasionado, un Don Juan enloquecido como ha revelado su chofer de toda la vida Pierre Tourlier. “Tenía relaciones sexuales con tres mujeres diferentes en un día”. Otras muchas de las amantes del secretario general de los socialistas franceses serían, según Le Figaró, Sengolene Royal, Yvette Roudy, Édith Cresson, Élisabeth Guigou, Martine Aubry, Dalida y otras.[9]
Y no digamos nada de Italia donde las correrías sexuales de Silvio Berlusconi fueron tapadas durante años por los servicios de inteligencia y sus guardaespaldas, hasta que empezaron las denuncias de menores en los juzgados. O del pasado candidato socialista a la presidente de la república gala, Dominique Straus-Khan, y el continuo acoso sexual a todo tipo de mujeres, al margen de su color, raza o religión, por medio mundo, lo que arruinó su carrera política y le está causando numerosas comparecencias en los juzgados de Francia y Nueva York.
SOLO LAS IMPLICACIONES DE LA “SEGUNDA DAMA” DE ESPAÑA EN TRAFICO DE ARMAS EXPLICA LA PARTICIPACIÓN DE AGENTES ADSCRITOS A LA RAMA DE TECNOLOGÍA DEL CNI EN SUS VIAJES Y ENCUENTROS
En España, tras la caída del Telón de Acero en 1989, y la muerte del Conducator Nicolae Ceausescu, el jefe de la Agrupación Operativa de Misiones Especiales, Alberto Perote tuvo que viajar a Bucarest (Rumania) a negociar la compra de varios vídeos en los que se veía a un político homosexual de Madrid manteniendo relaciones íntimas en un hotel con tres maricones a la vez en una orgía sin precedentes. El asunto hubiera pasado desapercibido a la opinión pública de no ser porque, en medio de la confusión, un periodista árabe Ahmad Rafaad, se infiltró en una fiesta erótica, con muchas agentes operativas femeninas del Cesid y de los servicios rumanos todas ellas en paños menores. Las fotografías del despelote entre espías españoles y rumanos para sellar la venta de los vídeos y las fotografías aparecieron publicadas en la revistaTiempo, para la que trabajaba Ahmad, lo que le costó el cargo a Perote.
Las correrías de los españoles, unas veces tras los pantalones y otros tras las faldas vienen de lejos y afectan siempre a una misma institución: la Corinna o la Corona que para el caso viene a ser lo mismo.
ISABEL II, FUROR UTERINO.- Aunque de sus antecesores pueden escribirse también novelas erótico-picarescas, los primeros hechos relevantes de los que hay abundante constancia escrita se refieren a la reina Isabel II, la primera aristócrata ninfómana esopañola de la que se tiene conocimiento en la España del siglo XIX. La literatura al respecto es amplia y variada pero he preferido echar mano a la documentación enviada a Washington por el ministro plenipotenciario (entonces no había embajador) Washington Irving y no precisamente al libro Las Aventuras Españolas de Washington Irving[10] en España sino a los papeles no publicados que permanecen intactos en los archivos del Departamento de Estadoy a los que Colin Powell me dió acceso.
Según Irving, Isabel II tuvo no menos de un centenar de amantes, “que los engullía entre sus piernas como si fueran churros”, la mayor parte de ellos, primeros ministros y generales de sus innumerables gobiernos. A medida que se iban haciendo viejos se dedicó a pasarse por el arco del triunfo numerosos oficiales y hasta a suboficiales y a algún mozo de cuadra fornido. Se llega a decir incluso que tras la sublevación del Cuartel de San Gil en Madrid en junio de 1866, la Reina mandó llamar al general Juan Prim, que había ordenado el fusilamiento de todos los sargentos y de los que llegó a ajusticiar a unos 66. Le ordenó: “Para ya general, que me va a dejar sin carne fresca, y que va a ser de mi y de mi Corte si deja al Reino sin pililas”.
LA SUPUESTA AMANTE DEL REY UTILIZÓ EN SUS VIAJES PRIVADOS UN JET PARTICULAR QUE "APARCABA" EN LA ZONA MILITAR DE LA BASE DE TORREJON DE ARDOZ
Casada a la fuerza con su primo Francisco de Asís Borbón, un declarado mariquita al que la misma Isabel II llamaba La Paquita y del que corrían numerosos chascarrillos por Madrid[11], la Reina tuvo nada menos que 11 hijos, cada uno de ellos de un padre diferente, tal era su furor uterino y lo poco que le duraban sus amantes[12].
Los casos de Alfonso XII y Alfonso XIII son, en gran parte similares. Casado dos veces, la primera con su prima María de las Mercedes de Orleans, muerta prematuramente, y en segundas nupcias con María Cristina de Habsburgo-Lorena (1879-1885), el supuesto amor del Rey por su primera mujer, al parecer, es completamente falso[13]. Se sabe que antes de regresar de Francia se trajo consigo a su amante, Elena Sanz y Martínez de Arrizala, una cantante de ópera protegida por su madre Isabel II, que se convierte en su favorita desde mucho antes de su primera boda.
TESTOSTERONA REAL.- Masón, como su hijo y su biznieto por la academia militar de Sandhurst (Reino Unido) sus verdaderas “tenidas” se celebraban en muchos de los burdeles de Madrid, que frecuentaba en solitario o acompañado de su amigo inseparable el Duque de Sexto, y donde cogió una tuberculosis de la que muere sin dejar descendencia.
De su hijo Alfonso XIII, del que solo se sabe que nació del vientre de María Cristina de Habsburgo-Lorena, las “escenas de cama” son igualmente innumerables y sus amantes oficiales se cuentan por docenas, aunque la más conocida sea otra corista, Carmen Ruiz Moragas, con la que tuvo un hijo no reconocido nunca. O con la soprano Genoveva Vix, entre otras muchas amantes.
Siguiendo con la tradición de Genoveva Vix, algunos miembros de la guardia de palacio de la época han dejado escrito que el Rey mandó a construir un pasadizo entre el Teatro Real y el Palacio de Oriente para que por las noches les llevaran a sus habitaciones privadas a las principales cantantes de ópera o de zarzuela. Y en Neguri se cuenta todavía como los empresarios metalúrgicos, a los que Alfonso XIII engrandeció concediéndole títulos nobiliarios, adquirieron varios “picaderos” en la calle Carlos III de Madrid, enfrente del palacio Real[14], y le acompañaban en sus correrías nocturnas hasta el punto de que la mujer del segundo marqués de Arriluce de Ybarra, asesinado en 1936, tuvo que vender algunas propiedades para pagar los gastos de una diadema de brillantes que el marqués había comprado para regalñarsela a la favorita del Rey en 1930, un año antes de irse al exilio.
LOS PILOTOS DEL APARATO TENÍAN EL TELÉFONO DEL JEFE DE LA BASE POR SI HABÍA ALGUN INCIDENTE Y SOLDADOS DEL EJERCITO DEL AIRE SE ENCARGABAN DE CUIDARLO
Los españoles que pensaban que con la restauración monárquica, el 22 de noviembre de 1975, se iban a acabar las correrías y las juergas nocturnas de los Borbones, se llevaron un enorme desengaño. El Rey Juan Carlos no sólo salió a su tatarabuela sino que le ha superado con creces en todos los campos eróticos.
EL PICADERO DE LAS MATAS.- Los primeros encuentros sexuales de los que se tiene constancia son de 1956. El Príncipe heredero tiene 18 años y se encuentra entonces ingresado en la Academia General de Zaragoza. Ese mismo año comete homicidio[15] en circunstancias no aclaradas[16] en la persona de su hermano Alfonso, cuatro años menor que él, en Estoril (Portugal) durante la Semana Santa, sin que se sepan las causas ya que no hubo investigación alguna sobre la muerte[17] aparece liado con una supuesta condesa italiana, Olghina de Robilant, con la que supuestamente tuvo uno de los tres hijos no reconocidos, hecho que ella niega. También tuvo romances, al parecer,con María Gabriela de Saboya, hija del Rey Humberto de Saboya, y con otras muchas damas de la nobleza inmternacional.
Pero lo suyo eran las coristas. El 14 de mayo de 1962 se casa con Sofía de Borbón y Grecia. Aunque la joven reina lleva realeza en la sangre al ser hija y hermana de Rey y en su árbol genealógico hay dos emperadores alemanes, ocho reyes de Dinamarca, cinco reyes de Suecia, siete zares de Rusia, un rey y una reina de Noruega, una reina de Inglaterra y cinco reyes de Grecia, una cosa es la institución de la monarquía y otro los desmesurados apetitos sexuales de su esposo.
El comandante de la Guardia Civil ya fallecido, Juan Luis Yravedra, recordaba como en la etapa en que fue Jefe de Seguridad de la Casa Real tuvo que correr detrás de él más de una vez ya que se le iban las piernas detrás de Rafaela Carra, Nadiuska, Carmen Diez de Rivera, Sandra Mozarowsky, Paloma San Basilio, Carina, la actriz Mari Paz Pondal y otras tantas que no habría Premios Goya en la historia de España para consolarlas a todas. Otros comandantes y tenientes coroneles de Marina pertenecientes al regimiento de la Guardia Real[18] llegaron incluso a pedir la baja y a alistarse en el TEAR de la Armada, donde tenían que hacer bastante menos ejercicio físico que persiguiendo al Monarca camino de sus encuentros sexuales, gran parte de ellas al picadero que entonces tenía en Las Matas. Más de una docena de agentes de aquella época han quedado malheridos por accidentes de tráfico teniendo que pedir la baja de la Guardia Real.
LOS PISOS DE COLON Y LA CALLE SEXTANTE.- De ahí que en 1981, tras el golpe de Estado del 23-F, para evitar que alguno de estos casos saliera a la luz, el CESID que alquila media docena de pisos en uno de los edificios aledaños a la Plaza de Colón, en el número 16 de la calle Marqués de la Ensenada. Los inmuebles se utilizan en principio para celebrar encuentros secretos con algunos generales golpistas y convencerles de que depusieran su actitud. Pero, pasado el tiempo, dos de los pisos los adquiere en propiedad Sabino Fernández Campo, donde vive hasta su muerte, y el resto se utilizan como picadero real al contar con ascensores distintos y con la protección estática de los policías abscritos a la Audiencia Nacional y al Tribunal Supremo.
CASI TODOS LOS JEFES DE ESTADO DEL MUNDO HAN UTILIZADO A LOS SERVICIOS SECRETOS PARA EVITAR QUE LA SOCIEDAD SE ENTERARA DE SUSAFFAIRES AMOROSOS
Pero como el lugar es demasiado céntrico, el CESID recomienda que lospicaderos se desmonten y se busque una zona más discreta. El lugar según le contó el coronel Alberto Perote a El Mundo por medio de Mario Conde fue un piso en la calle Sextante de Madrid, situada en el barrio de Aravaca, cerca de la casa del ex magistrado del Tribunal Supremo y del Constitucional Ramón Rodríguez Arribas y de la escritora María José Rubio, casada por entonces con Ignacio López-Quesada, cuyo tío Juan Abelló[19] es igualmente íntimo amigo del Monarca[20].
Nada más publicarse la noticia del piso de la calle Sextante, equipado con cámaras de televisión y sistemas de grabación ocultos para poder celebrar en el mismo entrevistas secretas con personalidades extranjeras, el Gobierno manda a desmantelar las instalaciones de manera que no quede rastro de lo que allí se cocinaba.
Así y todo el Rey no gana para disgustos. Conocidos su amores con Marta Gaya, una decoradora mallorquina amiga de Marieta Salas, ex esposa del príncipe Zourab Tchokotua (un presunto delincuente al que el Monarca esconde en La Zarzuela durante un tiempo hasta que se aclara una presunta estafa inmobiliaria), la Casa Real tiene que enfrentarse con el periodista Julián Lago, director por entonces de Tribuna, que ha mandado a una reportera a seguir las andanzas eróticas del Monarca durante tres meses a Palma de Mallorca[21].
EL CASO BÁRBARA REY.- Poco después es otra de sus amantes, Bárbara Rey, la que se entrevista con Manuel Prado y Colón de Carvajal y con Mario Conde, entre otros, y amenaza con hacer publicas unas grabaciones de "escenas de cama" realizadas por ella misma y su hermano en su casa de Boadilla del Monte. Con Aznar en el Gobierno haciendo de mamporrero real, el CESID tiene que montar dos operaciones clandestinas para que los vídeos no aparecieran en la televisión italiana, que estaba dispuesto a adquirirlos. O en algunos otros países, como el Reino Unido, donde las escenas del corazón causan furor.
La primera de las operaciones, realizada con apoyo de la nobleza, consistió en invitar a la vedette a cenar a un restaurante de lujo de Madrid, echarle un somnífero en la bebida, para que los “cerrajeros” del servicio secreto entraran en su chalet adosado y le requisaran todas las grabaciones.
SOLO FRANÇOIS MITTERRAND Y EL REY DE ESPAÑA HAN TENIDO A SUS SUPUESTAS AMANTES JUNTO A SUS PALACIOS
Como este operativo no sólo no dio el resultado apetecido sino que, por el contrario, le destruzaron la casa sin encontrar nada, encabronada aún más la actriz, ex esposa de Ángel Cristo, redobló sus amenazas a La Zarzuela. Y el asunto se zanjó de la manera más rocambolesca posible.
Un día la vedette protagonista, entre otros filmes, de Virilidad a la española y Zorrita Martínez salió gritando a la terraza de su casa, con una caja fuerte en las manos y asegurando que un agente del Cesid le acababa de poner una bomba dentro de la misma. Para evitar que explotara y matara al vecindario la arrojó a la piscina comunal.
Poco después aclararía los hechos ante la Guardia Civil. Esa mañana se había presentado en su casa un señor que decía venir de La Moncloa para solucionarse sus problemas económicos a cambio de que no chantajeara más al Rey con hacer públicos los vídeos en los que se le oía decir “a qué esto no te lo hace la reina”[22].
El precio del silencio era de unos 300 millones de pesetas, a los que el intermediario accedió entregándole en el acto unos sesenta. El resto se los iría dando en pagos fraccionados en los próximos tres años. Pero para tener la certeza de que el material no iba a utilizarse jamás contra el Rey el individuo que traía con él una caja fuerte con dos llaves le propuso que se depositaran en ésta todas las cintas de audio y vídeo, se cerrara ésta, y cada una de las partes se quedara con una de las llaves. Era la única forma de que no hubiera desconfianzas ni recelos mútuos.
Así se hizo. Pero cuando su intermediario que en realidad era un agente del CESID se fue de la casa Bárbara Rey se acercó a la caja fuerte y oyó en su interior un potente tic-tac, es decir, el ruido habitual de una bomba de relojería. Cuando tres días después de la denuncia sacaron la caja fuerte de la piscina se comprobó que en su interior no había ningún artefacto explosivo. Lo que si hallaron fueron los restos de un líquido corrosivo que había inutilizado el material depositado en su interior.
UN PICADERO EN CASA.- Los incidentes con Bárbara Rey y con el picadero de la calle Sextante obligaron al Cesid (llamado ya Centro Nacional de Inteligencia) a inventar nuevos sistemas para que el Monarca pudiera descargar sus excesos de “líquido sinovial” sin correr ningún riesgo. Y la verdad es que no tuvieron que devanarse mucho los sesos para encontrar la solución.
Porque la alternativa la había ofrecido François Mitterrand quien estuvo 14 años viviendo en El Eliseo con su amante y su mujer, bajo la protección del servicio de inteligencia del presidente de la República, sin que nadie le echara en cara en vida su doble vida ni sus dotes amatorias.
EL CHALET DE EL PARDO-LA ZARZUELA SE CONSTRUYÓ SIGUIENDO EL MODELO FRANCES, DESPUES DE QUE EL MUNDO DESMONTARA UN PICADERO QUE EL CESID HABÍA INSTALADO EN LA CALLE SEXTANTE DE MADRID
Y fue así como se habilitó un palacete en medio del monte de El Prado como reserva de caza de la familia Real por partida doble, habilitando dos accesos al recinto. Uno para las visitantes femeninas, desde la carretera de El Pardo, tras pasar varios cuarteles, entre ellos el de la Guardia Real, el de Transmisiones y el centro de mando de la antigua División Acorazada, con sede en El Goloso. Y otro desde el Palacio de La Zarzuela, situado a un tiro de piedra.
De esta manera, la “pilila” real, cada vez más pachucha y menos provista de testosterona, podía considerarse a salvo de miradas indiscretas, fotografías, vídeos y cualquier tipo de amenaza propia de chantajistas. Lo único extraño que pasó entonces fue que a la Reina Sofía le entró unos deseos irrefrenables de viajar fuera de España y que las peticiones al antiguo ministerio del Aire para que tuvieran "su avión listo" se multiplicaron exponencialmente. Especialmente xcuando se daban órdenes de que la casita del monte de El Pardo estuviera lista pare recibir huespedes.
Y todo hubiera ocurrido a pedir de boca de no ser que una tal Corinna zu Sayn-Wittgenstein, una falsa princesa alemana separada, fabricada con mantequilla holandesa y silicona, se hubiera atravesado en su camino. Y que ambos fueran cazadosin fraganti en la República de Botswana matando el tiempo mientras esperaban que se hiciera de día para matar elefantes. Con tan mala fortuna que el rey Juan Carlos “al ir a saltar de la cama” (no se sabe si de la suya o de la de su acompañante) se rompió una cadera no se sabe por cuantos sitios, que ya lleva media docena de operaciones.
APARECE CORINNA.- Nos encontramos en el 11 de abril de 2012. A partir de entonces, las noticias sobre las presuntas relaciones de la pareja asaltan a todos los medios de comunicación mundial. Lo que no se sabe por entonces es que la tal Corinna llevaba varios años viniendo a España. Y que lo hace en un jet particular que toma tierra en el aeropuerto de Torrejón de Ardoz, una antigua base militar norteamericana convertida hoy día en un aeropuerto civil-militar.
Pero su avión no aparca como los del resto de los civiles, en la zona reservada para los vuelos comerciales. Lo hace en la zona dispuesta para uso militar debido a órdenes superiores”. El jefe de la base militar lo sabe y los propios pilotos del jet llevan su teléfono grabado en sus móviles por si algún día se presenta algún inconveniente.
Cada vez que viene a España, a pie de pista se encuentra siempre un coche blindado del Parque Movil Ministerial, dispuesto para trasladarla hasta la residencia-picadero del monte de El Pardo. La Guardia Civil, la Policía Nacional se encargan de su seguridad personal acompañándola en sus desplazamientos. Y agentes del CNI, de las áreas de contrainteligencia y encargados de evitar el espionaje industrial le dan cobertura en sus entrevistas con personalidades extranjeras.
Todo ello, obviamente, se debe como decía el periódico El Mundo en la edición del 10 de marzo de 2013 a que Corinna zu Sayn-Wittgenstein utilizaba España como plataforma para hacer negocios particulares como presunta compra de una parte de Repsol, la segunda petrolera española después de la italiana Endesa, por la multinacional rusa Lukoil, por medio de su empresa británica Apollonia Asociates. La princesa de porcelana o, mejor dicho, de Porcelanosa, según el periódico de Ramírez, actuó con el apoyo del Rey y le representó en otras ocasiones lo cual, de ser cierto, deja en mal lugar a la Monarquía y plantea serios interrogantes sobre el papel que jugó la Corona en el caso Urdangarín y su hija Cristina[23], en el que también intervino como “ayudante”.
Lo que resulta extraño es la presencia de agentes del CNI en una transacción económica en la que, supuestamente, los rusos pretendían gastarse 9.000 millones de euros para adquirir el 29,9 por ciento de Repsol, en manos de Sacyr, y otro 9,9 por ciento adicional en poder de la Caixa.
Tampoco el verdadero papel de la ex esposa del aristócrata alemán Casimir zu Sayn-Wittgenstein-Sayn, con tratamiento de Su Alteza Serenísima, del que está divorciada desde 2005 ha sido intervenir en el contrato del AVE Riad-La Meca, que la persona que cobró por ese contrato del Saudi Arabian General Investment Authority, el fondo soberano de Arabia Saudí fue Zanganeh, la tercera mujer de Adnan Khashoggi.
Porque, en contra de lo que dice un refrán español (donde tengas la olla no metas la... (pues eso), otro inglés "where you have the pot, don't put your cock" y otro francés "il ne faut pas mélanger les affaires et les affaires de cœur", a la amante alemana le agradaba unir el placer, el dinero y los negocios.
TANQUES PARA DISPARAR EN CIUDADES.- Su verdadero objetivo mientras ha residido en España ha sido intermediar en la venta de 240 carros de combate Leopard, fabricados por la empresa Santa Bárbara Sistemas/General Electric bajo licencia de las multinacionales alemanas Krauss Maffei Wegmann y Rheinmetall en sus factorías de Asturias y Sevilla.
La venta de este carro de combate, adaptado para intervenir en ciudades y no en campo abierto, ha sido una de las obsesiones del gobierno de la familia Saud, los dueños de Arabia Saudí, con el fin de poder repeler una insurrección popular similar a la de la plaza de Tahir en Egipto, donde en dos ocasiones han muerto decenas de personas y centenares han resultado heridas.
Según contaba hace unos meses el semanario Der Spiegel, hasta julio de 2012 el Consejo Federal de Seguridad de Alemania, máximo órgano de decisión del gobierno alemán en materia de exportaciones de armamento, no dio la autorización para la venta de este tanque al país del Golfo. Y siempre que se construyera bajo licencia en un tercer país.
Aunque las autoridades germanas han manifestado que el motivo del rechazo hasta ese momento se debía a un pacto para no vender armas ofensivas a ningún país enemigo de Israel las razones son otras. El tanque el litigio es el Leopard en su versión más moderna, la 2ª7+, básicamente, una modernización de la 2A6 con un paquete para combatir en ambientes urbanos e incluye como armamento adicional un lanzagranadas MG40, una ametralladora de calibre 7,62 y la sustitución del cañón principal por un Rheinmetall L55 en vez del L44 original.
UNICAMENTE EN DOS ESCÁNDALOS, EL CASO PROFUMO Y EL CASOGUILLAUME, HAN ESTADO AMENAZADOS LOS SECRETOS DE ESTADO Y HAN SIDO EMPLEADOS CORRECTAMENTE LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA
De hecho y por temor a que el carro sea utilizado para sofocar cualquier revuelta interna y no para la defensa del país, el 22 de febrero pasado tres ONG´, Amnistía Internacional, Intermon Oxfam y Greenpeace, enviaron una carta al Gobierno que fue depositada en el Congreso de los Diputados advirtiendo de este riesgo. Lo cual no obsta para que tanto el Rey como el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el ministro de Defensa, Pedro Morenés y Corinna zu Sayn-Wittgenstein sigan presionando al gobierno saudí, especialmente al ministro de Defensa de Arabia Saudí, príncipe Salman bin Abdelaziz, para que este contrato de 3.000 millones de Euros se firme cuanto antes y Santa Bárbara Sistemas pueda retirar parte del ERE que acaba de presentar.
TRATO DE JEFE DE ESTADO.- Lo que explica que el avión particular de la falsa princesa se aparque en la zona militar de Torrejón de Ardoz, guardado por soldados del Ejército del Aire (trato que solo se dispensa a jefes de Estado extranjeros) y que los agentes del CNI expertos en espionaje industrial acompañen a Corinna en sus desplazamientos a Asturias, Sevilla y La Coruña (también se está negociando un contrato de buques de guerra para Bahrein como representante de Navantia, una empresa de la Sepi) para que a ningún espía moro, de los que acompañan a Salman bin Abdelaziz les de por grabar vídeos o hacer fotos de las fábricas militares, consideradas en algunas de sus naves, secreto de Estado, especialmente todo lo relacionado con Indra, que también participaría en el proyecto.
Todo lo cual aclara muchas cosas pero deja algunas en el aire. ¿Deben los servicios secretos del mundo, cuya misión consiste en obtener datos para proteger a los estados para los que trabajan de sus enemigos exteriores y detectar a tiempo los riesgos y las amenazas de una guerra; deben, digo, rebajarse a hacer de mamporreros y dedicarse a velar por la intimidad de reyes, reyezuelos, príncipes, jefes de estado, presidentes del gobierno y demás ralea?
Aunque desde la CIA, al MI-5, al Servicio Federal de Inteligencia o Servicio Federal de Información (BND), al Mossad, a laDirection Surveillance du Territoire (DST) el servicio secreto del interior francés o al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) dediquen gran parte de su tiempo y dinero a preocuparse porque nadie vea a su líder con los calzones bajados, lo cierto es que ese no es papel de los servicios de inteligencia de los países democráticos, salvo excepciones como el caso Profumo o el Caso Guillaume, el capitán de la Republica Democrática Alemana Günter Guillaume que se infiltró en la Cancilleria Federal Alemana llegando a ser uno de los jefes del canciller Willy Brandt, y pasando puntualmente a Moscú los planes de la OTAN, lo que le costó el cargo al líder socialdemócrata lo mismo que al gobierno de primer ministro Harold Macmillan en el Reino Unido quien dimitió por problemas de salud meses después de que John Profumo compartiera amante con un espía de la KGB.
Todo lo demás es un problema de doble moral, de puritanismo anacrónico y estúpido porque, en la era de Internet, todas las cosas se acaban sabiendo. El entorno de la Reina de España, Sofía de Grecia, que hace 30 años impedía que se sentara en su mesa en una cena de estado Cecilia Matos, la barragana de Carlos Andrés Pérez o Blanca Ibáñez, la consentida de Jaime Lusinchi, para que no deterioraran la imagen de la Corona, han metido que soportar a partir de 2005 fecha de su divorcio la presencia de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, la presunta amente postrera (y tal vez la última) del Rey comiendo a un tiro de piedra de La Zarzuela mientras las “dos mujeres” de Carlos Andrés Pérez se disputaban su cadáver en Miami para darle sepultura tras tratar de esquilmarle el último bolívar que pudiera guardar en sus bolsillos. O Hilary Clinton ha tenido que comerse con patatas el caso “Mónica Lewinsky”, aquella chica que tuvo una “relación inapropiada” con el presidente de Estados Unidos Bill Clinton, y seguir al lado de su marido para ser algo en política.
De donde se deduce que junto a la corrupción política e institucional, hay otras formas de prostitución institucional. Tratar de ocultarlo gastándose millones de Euros construir casas de citas para reyes o jefes de Estado e interponiendo agentes de todas las clases entre los dirigentes y los ciudadanos para jugar el papel de celestinas que no les corresponde es casi tan imposible como tratar de tapar el sol el 24 de junio, en pleno solsticio de verano.




[1] John Fitzgerald Kennedy, (Jack Kennedy) fue asesinado en Dallas el 22 de noviembre de 1963, es decir, apenas unos meses antes.
[2] La también pintora Anne Truitt, quien no pudo retirar el manuscrito al hallarse en Tokyo.
[3] Ben Bradley superó una poliomielitis sin secuelas y Jack Kennedy sobrevivió a dos leucemias.
[4] Catherine Graham era hija del tercer presidente de la Reserva Federal de los Estados Unidos, Eugene Mayer. Así que su nombre de soltera fue Kathie Meyer.
[5] Phill Graham se suicida el 3 de agosto de 1963.
[6] El asunto aparece publicado por primera vez en The National Enquirer en mayo de 1976, es decir 12 años después del asesinato de Mary y 13 del de John F. Kennedy. La fuente de información fue el periodista y amigo de la mujer James Truitt.
[7] Determinadas versiones, incluidas las declaraciones privadas de su ex marido, atribuyen la muerte a la CIA. Más detalles en Nina Burleigh, A Very Private Woman: The Life and Unsolved Murder of Presidential Mistress Mary Meyer, New York: Bantam Books, 1998. Al parecer, John F. Kennedy y Mary Meyer eran grandes consumidores de LSD que les facilitaba Timothy Leary, un antiguo profesor de psicología de la Universidad de Harvard. Más datos en la autobiografía de Leary,Flashbacks, Tarcher, 1983. La CIA estaba en contra de que se divulgara que el presidente y gran parte de los altos cargos de su administración eran adictos al LSD.
[8] La existencia de una hija fuera del matrimonio la revela Paris-Match el 10 de noviembre de 1994. Hasta entonces Nazerine vivió 14 años en El Eliseo entrando y saliendo por una puerta trasera teniendo que ocultar a todo el mundo que era la hija del jefe del Estado aunque le acompañaba en sus viajes.
[9] http://madame.lefigaro.fr/societe/femmes-de-mitterrand-100511-150490?
[10] Las Aventuras Españolas De Washington Irving. Libro escrito por el que fuera embajador en la II República Charles Bowers. Editorial Zig - Zag. Santiago de Chile 1946. Reimpreso en español por mí amigo Pepe Nieto en Nueva York en los años setenta.
[11] Gran problema es en la Corte/ averiguar si el Consorte/cuando acude al escusado/ mea de pie o mea sentad.
[12] Luis, Fernando, María Cristina, Francisco de Asís y Francisco Leopoldo que nacen o fallecen a los pocos días; Mariah de la Concepción que muere a los dos años; María del Pilar que muere prematuramente; María Isabel, María de la Paz, María Eulalia y Alfonso XII. El padre de este último era, al parecer, Enrique Puig Molto, uno de los últimos en beneficiarse de la promiscuidad de la Reina. [Fontana, Josep (2007). La época del liberalismo. Barcelona: Crítica/Marcial Pons. pp. 297. «El 28 de noviembre de 1857, nació Alfonso XII, fruto más que probable de la relación de Isabel con su joven amante, el oficial de ingenieros valenciano Enrique Puig Molto: el sexto de los doce hijos de la reina y el único de los varones que sobrevivió. Para que el rey consorte Francisco de Asís aceptase presentar al recién nacido a la corte, sobre una bandeja de oro, hubo que recurrir a que sor Patrocinio, que lo dominaba por completo, le convenciera»]
[13] Donde vas Alfonso XII/donde vas triste de ti/voy en busca de Mercedes/ que ayer tarde no la vi [Canción popular, tras su muerte, que hace referencia al supuesto dolor del Rey]
[14] Una de las casas la heredó de sus cuñados José María Areilza quien la tuvo alquilada durante muchos años a la embajada americana.
[15] Homicidio, para el que no lo sepa, es matar a otra persona. Hay homicidios legales, los que comete el Estado con los reos condenados a muerte y otros accidentales, realizados por imprudencia temeraria u otra circunstancia. Cuando se da la muerte de propia mano a otra persona con algunas circunstancias agravantes ya no hablamos de homicidio sino de asesinato.
[16] El hermano mayor de don Juan de Borbón, conde de Barcelona y tío de Juan Carlos, Jaime de Borbón, solicitaría meses después una investigación judicial del suceso. Pero Antonio de Oliveira Salazar y Francisco Franco se encargaron de echar tierra sobre un asunto que le pudo haber costado la corona. Preston, Paul (2004). The Tribulations of a Young Soldier, 1955-1960» (en inglés). Juan Carlos: A People's King. Londres: HarperCollins. I
[17] No se trata de un asunto baladí. Por parecidos motivos, por matar en un duelo a su primo Enrique de Borbón y Dos Sicilias, el duque de Montpensier, Antonio María de Orleans, cuñado de Isabel II, tuvo que renunciar a los derechos dinásticos tras un consejo de Guerra celebrado el 12 de marzo de 1870. Una máxima monárquica dice que “quien derrama conscientemente sangre real no puede ser Rey”
[18] Se trata de un regimiento mixto integrado por personal de los tres ejércitos que tiene sus acuertelamientos en El Prado.
[19] Intimo amigo de Alberto Cortina, a cuya casa acudía a las tantas de la madrugada cuando este se separa de Marta Chavarri a beberse su champagne y a secarse en sus toallas, cuando la pasión entre la pareja aún no se había enfriado del todo.
[20] El anuncio de la boda entre el Príncipe y Leticia se hace una tarde estando el rey de montería en una de las fincas de Juan Abelló. “El Rey estaba echando la siesta cuando recibe la llamada de La Zarzuela, baja corriendo en calzoncillos y sin zapatillas y pide que enciendan una televisión en el canal de Tele Madrid para escuchar una noticia que “no les va a gustar” a ninguno de los presentes. Se trataba, claro, de Leticia, una periodista y además divorciada.
[21] Es decir, el Rey no sólo ha presionado presuntamente para que sus amigos Alberto Cortina y Alberto Alcocer no entraran en la cárcel tras ser condenados por el Supremo. También ha ocultado en La Zarzuela a presuntos prófugos de la justicia. Todos los detalles están publicados en la revista Tribuna, 1989.
[22] El autor visionó en dos ocasiones los vídeos en el despacho de Mario Conde en la zona de El Plantío. El banquero, aunque al principio me la ofreció, posteriormente se negó a dejarme una copia pero sin que él lo supiera me las apañé para tener mi propia grabación.
[23] ¿Si apoya a una supuesta meretriz de lujo, de nacionalidad alemana, es posible que se opusiera a que Iñaki Urdangarín y su hija Elena pidieran dinero a las autonomías para labrarse una fortunita a cambio de nada? ¿Se opuso, les aconsejó o miró para otro lado?
Publicado 11th March 2013 por josediazherrera.com

http://josediazherrera.blogspot.com/2013/03/todas-las-claves-del-escandalo-real.html

0 comentarios:

MAFIAPPSOE GOOLE+






#11M11 PPSOE-BOBONES COMPLICES DE LA AGENDA NOM LUCYferina




#11M11AÑOS NO OLVIDAMOS!!! #QueremosSaber [ACTUALIZADO]

11M UN MACRORITUAL LUCYferino DRACOniano

Observe un mapa de la zona de Atocha, verá un enorme triangulo con un
vértice a 666 metros de altura con la estatua del Angel Caído, otro vértice es el
Bosque de los Ausentes aparentando el Árbol de la Vida y coronado con el Ojo de Horus y el ultimo vértice es el monumento a las Victimas del 11-M, al cual se
accede por el interior de la estación, aparentando la Ascensión del Empireo del
Bosco, cambiaron el nombre de estación de Atocha por la de Puerta de Atocha,


siendo la Virgen de Atocha la guardiana y protectora de la Realeza. Un triangulo que tiene un ojo enorme en medio representado por el Real Observatorio Astronómico de Madrid, todo bañado con la sangre de 191 muertos y 1858 heridos añadiendo el sufrimiento de familiares y amigos, siendo las vías del tren junto con los diferentes puntos de explosión la representación de una Lagrima de Sangre.

Esto es un ritual de apertura.



http://pensaresgratis-mafiappsoe.blogspot.com.es/2015/03/11m11anos-no-olvidamos-queremossaber.html

MAFIAPP$OE SAL DE MATRIX



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas populares

EL SOL EN DIRECTO

El sol en tiempo real

PRECIOS DE LOS METALES

#25s EL PUEBLO CONTRA LA DECADENCIA

Image and video hosting by TinyPic

#25S:Tenemos un ARMA.... la RAZON

Image and video hosting by TinyPic

#Herores25s

Image and video hosting by TinyPic

#Herores25s:Paraplejico BRUTALIDAD POLICIAL

Image and video hosting by TinyPic

#Herores25s:Anonimo quedo paraplejico

Image and video hosting by TinyPic

Españoles en el CLUB BILDERBERG

Image and video hosting by TinyPic

España Comision trilateral

Image and video hosting by TinyPic

No mas MENTIRAS STOPSCRETS Y RNWO

Image and video hosting by TinyPic

hordashispanicas

Image and video hosting by TinyPic

DESPIERTA Y AYUDA A DESPERTAR:


Datos personales

Mi foto
Este es un canal para mostrar a todo al que le interese como sociedades secretas estan controando y maipulando toda la realidad. Como con los atentados del 11$ y 11m, sus ramificaicones llegan a todos los ambitos, politica, cultura, musica, cine, sus simbologia les delata y nuestra obligacion denunciar sus mentiras genocidios asesinatos guerras bioterrorismo montajes a nivel global como el del cambio climatico...etc... Yo no soy importante, somos muchos todos stamos mucho mas unidos de lo que nos quieren hacer ver, queremos lo mismo, un gobierno solidario que no nos maltrate y engañe mas no mas bacna especulativa NOSOTROS MANTENEMOS TODA ESTA FARSA DESPIERTA!!

CC COMPARTE Y DIFUNDE!!!